LP - «La Lonja la hicieron los Reyes Católicos»

«La Lonja la hicieron los Reyes Católicos»

Los intrusos aseguran a los turistas que la Ciudad de las Artes formó parte de una Expo Universal y que el Santo Cáliz es copia del de Jerusalén

El auge de guías pirata deja algunas disparatadas perlas sobre el origen de los monumentos más emblemáticos de Valencia

Vista aérea del Miguelete - Autor: LP
Vista aérea del Miguelete - Autor: LP

La asociación de guías turísticos se queja de la creciente presencia de intrusos. Lo más grave que denuncian es que trabajan de manera ilegal, aunque los hay que también lo hacen sin conocer bien los parajes clásicos de la ciudad. Entre las lindezas que se pueden escuchar de boca de algunos de estos guías destacan las que afirman que la Lonja fue «un castillo» en el que residían los Reyes Católicos o que la Ciudad de las Artes y las Ciencias es un resquicio de una Exposición Universal en la capital del Turia.

La ley de Turismo indica que será considerada una infracción administrativa muy grave «el ejercicio de una actividad turística sin haber comunicado su inicio del modo legalmente determinado o sin la habilitación preceptiva». Desde la Asociación Profesional de Informadores Turísticos (APIT) piden que se acabe con la piratería.

El consorcio presentó por escrito sus reclamaciones al ayuntamiento y en ellas incluyeron las perlas de los guías pirata y el daño que hacen a la imagen de Valencia. Además del combate de los intrusos, los guías legales exigen que los formularios y la burocracia a la hora de realizar una denuncia sean más sencillos. Pero sobre todo, la asociación recalca que muchos guías sin licencia -que no pagan impuestos ni cotizan a la Seguridad Social- cometen errores de bulto.

«La Lonja es un castillo construido por los Reyes Católicos», se ha escuchado más de una vez a alguno de los 'piratas'. El emblemático edificio, Patrimonio de la Humanidad, se levantó efectivamente en la época de los Reyes Católicos, pero por orden del Consejo de la Ciudad y de la mano del arquitecto Pere Compte. Y jamás fue un castillo, sino un edificio para acoger la actividad de los mercaderes cuando, en el siglo XV, Valencia vivía una época de esplendor comercial.

La aparición de los nuevos guías, los que no tienen licencia, ha provocado importantes pérdidas a los que ejercen desde hace años esta profesión y no permite trabajar a muchos que han estudiado para desempeñar esta función. De hecho, en APIT hay inscritas cerca de 500 personas «y sólo ejercemos 50 o 60. Estamos perdiendo un 80 % de los ingresos por culpa de los intrusos, porque a parte de los 'free walking tours' hay más gente. Aquí parece que todo el mundo es guía y estamos hartos. Viene gente desde Salou, desde Peñíscola... La situación tiene que cambiar», insisten. «Además, cuentan cada bulo...»

Otro de los disparates que se pueden escuchar de algunos de estos 'piratas' es que la Ciudad de las Artes «es lo que queda de la Expo de Valencia», cuando es un proyecto que el arquitecto Santiago Calatrava presentó en 1996. Otra es que la catedral es de «estilo churrigueresco», cuando empezó a levantarse en 1262 y plenamente bajo cánones góticos. El obispo Fray Andrés de Albalat puso la primera piedra.

Una Policía Turística

Para conocer bien la ciudad, desde APIT defienden la necesidad de profesionales con «estudios de arte y de geografía». Eso sí, los guías legales prefieren no dar sus tarifas «porque dependen de muchas circunstancias». No obstante, LAS PROVINCIAS ha podido saber que el precio mínimo de una ruta por el centro para ocho o diez personas ronda los 100 euros. Los 'piratas' «piden la voluntad, pero quien más y quien menos da 5 euros, con lo que si van 20, se llevan 100».

Si no contratan a expertos en la materia, los turistas se pueden encontrar con guías que dicen que el Santo Cáliz es una copia del que hay en Jerusalén, cuando la copa de Valencia se venera como el auténtico cáliz de la Última Cena. También les pueden contar que el Miguelete fue minarete de la mezquita, siendo que la torre empezó a levantarse en 1381 por Andreu Juliá y se unió a la catedral a finales del siglo XV.

El problema no es exclusivo de Valencia. En el resto de España también sucede. «En Granada han conseguido que pongan Policía Turística. Aquí, igual que hay agentes que buscan rateros o estatuas humanas, podrían hacer lo mismo. Queremos una buena imagen de la ciudad» y que nadie desinforme diciendo que las Torres de Serranos «deben su nombre a la familia que las habitó».

LP

Las Provincias (12-08-2013)

  • VALÈNCIA: Campanas, campaneros y toques
  • Visitas a campanarios: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Las Provincias (2013)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 23-06-2017
    Convertir a PDF