ALMANZA, Maite - El Ayuntamiento retirará del reloj los dos maragatos para restaurarlos

El Ayuntamiento retirará del reloj los dos maragatos para restaurarlos

Por primera vez en veinte años, para restituir algunas piezas perdidas y pintar al horno las figuras

El Ayuntamiento de Astorga retirará en los próximos días los dos maragatos del reloj consistorial para someterlos a una restauración y adecuació

La actuación incluirá la recuperación del dedo meñique y el pulgar del maragato, y de parte de otro dedo y detalles que faltan en el delantal y el velo de la maragata, entre otros, confirmó Díguele, que matizó que la pérdida de estas piezas se debe a las inclemencias meteorológicas y a los golpes de las figuras con la maza contra la campana. Además, la barandilla que las rodea y las agujas del reloj serán pulidas y pintadas. Las figuras, de aluminio y de tamaño natural, serán también lijadas, pintadas a mano con sus colores originales y secadas al horno, al tiempo que se renovará el sistema de cables que las mueve. Un taller local y el propio Díguele, que se ocupa del mantenimiento habitual del reloj, se repartirán los trabajos. El desmontado de los maragatos, que durará cerca de cuatro horas según Carro, y que se realizará con ayuda de una grúa que supere los veinte metros de altura, será una de las fases más llamativas de las obras. Juan Zancuda y Colasa Los maragatos, conocidos popularmente como Juan Zancuda el masculino y Colasa la femenina, son elementos consustanciales al edificio consistorial desde que éste se construyó en el siglo XVIII, si bien hace dos décadas Hermenegildo Díguele, padre del arriba citado, sustituyó las figuras primitivas de madera, que se encontraban en mal estado de conservación, por las actuales de aluminio, que fueron construidas en un taller respetando el diseño y medidas de las anteriores. En los últimos veinte años Juan Zancuda y Colasa nunca se han bajado de la fachada del Ayuntamiento, aseguró Ramón Díguele, entre cuyas obligaciones figura el subir al reloj para reparar averías, además de para el engrase y la supervisión de su correcto funcionamiento. Es por ello por lo que los responsables municipales esperan reinstalar cuanto antes las figuras una vez restauradas, aunque no se descarta que la intervención pueda prolongarse cerca de diez días. El toque de la campana por las mazas de los maragatos coincidiendo con las horas es una de las citas ineludibles para los visitantes de Astorga. El reloj tiene una autonomía de carga de seis horas, se da cuerda de forma automática y funciona mediante un sistema de pesas y un circuito, dijo Díguele.

ALMANZA, Maite

Diario de León (01-05-2003)

  • ASTORGA: Campanas, campaneros y toques
  • Tardones o autómatas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Diario de León (2003)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 24-07-2017
    Convertir a PDF