BUIGUES METOLA, Marcos - La torre del Micalet y sus campanas, un monumento vivo

La torre del Micalet y sus campanas, un monumento vivo


Bien conocida y sobradamente visible desde múltiples puntos de la ciudad es la torre campanario de la Catedral de València, la torre del Micalet; desde el siglo XV se alza como principal atalaya y vigía de entre el conjunto de torres campanario de una ciutat vella que fue descrita por Víctor Hugo como “una ciudad con 300 campanarios”.

De la torre como monumento en cuanto a elemento arquitectónico mucho se ha hablado, pero no resulta tan conocido para el visitante, o incluso para los propios habitantes de la ciudad, el patrimonio inmaterial que supone que la torre siga manteniendo su función primitiva de campanario.

Pensemos en edificios como la Lonja de la Seda, o las Torres de Serranos: ¿qué queda de aquello que motivó a construirlos? El uso de la sala de la contratación de La Lonja desapareció ya hace tiempo como lugar para las transacciones comerciales, mientras que las murallas medievales de València ya no encierran la ciutat vella, por lo que el arco del portal de Serranos dejó de tener sentido. Ambos lugares se muestran hoy sin vida y como simples espacios visitables.

Sin embargo, la torre del Micalet, pese a ser entendida por muchos como un simple mirador del centro de la ciudad, sigue actualmente plenamente viva, con su función de transmitir “en directo” aquello que ocurre en la ciudad, los acontecimientos festivos y dolorosos, el tiempo de la comunidad.

Las históricas campanas y los campaneros de la asociación de Campaners de la Catedral de València (http://campaners.com)se encargan de ello desde 1988, por lo que son ya 25 años de recuperación de instalaciones y toques, después de más dos décadas (de los 60 a los 80) con las campanas mecanizadas y muchos toques perdidos.

Y es que la sala de campanas de la torre alberga las 11 campanas litúrgicas (independientes de las campanas de la terraza, las civiles, que marcan las horas y los cuartos), que son tocadas de forma manual siguiendo el calendario anual de festividades. Todos los toques son realizados de forma manual, a excepción de los diarios de oración, misa conventual, cierre de murallas y ánimas.

El histórico conjunto de campanas incluye piezas de bronce desde el siglo XIV hasta el siglo XVIII, siendo de los pocos conjuntos de la ciudad que se salvaron del expolio realizado en la Guerra Civil Española. El hecho de conservar campanas como la Caterina, del año 1305, supone que tenemos el gran privilegio de conservar todavía intacto un sonido que los habitantes de València escuchaban hace más de 700 años, y que junto al resto de bronces de la torre, marcaba el ritmo de la población.

Si a la antigüedad de las propias campanas le sumamos el hecho de que los toques que actualmente se realizan se basan en las Consuetas (documentos que recogen y explican los toques) de los años 1527, 1705 y 1914, adaptándolos a los tiempos actuales, podemos hablar de la torre del Micalet como un auténtico contenedor de patrimonio material (la propia torre y las campanas) e inmaterial (los toques).

Así lo ha valorado la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte, que el pasado 2 de agosto de 2013 declaró los toques manuales de campanas como Bien de Interés de Cultural (BIC) en el caso de 4 campanarios de la Comunitat Valenciana (Catedral de Segorbe, Campanar de la Vila de Castelló de la Plana, Parroquia de la Asunción de Albaida) en los que hay grupos (“colles”) estables de campaners que realizan manualmente los toques de campanas. La figura del BIC es la máxima protección que otorga la administración autonómica en materia de patrimonio cultural.

Esta declaración implica, por un lado, la protección legal de un patrimonio inmaterial, intangible, sonoro, efímero, y recuperado por la propia sociedad civil a través de asociaciones; y por otro lado, supone un reconocimiento a esa labor de recuperación del patrimonio cultural realizada por los grupos o “colles” de campaners que siguen recuperando técnicas y composiciones antiguas de toques de campanas y promueven el mantenimiento de las instalaciones tradicionales.

Precisamente la creciente afición a las campanas en tierras valencianas por parte de muchos jóvenes (aficionados, apasionados, amateurs en el mejor sentido, amantes de las campanas) es algo que asegura el mantenimiento de esta tradición y sus técnicas. El mantenimiento de un patrimonio cultural inmaterial, el de la más antigua y alta música de, en nuestro caso, la ciudad de València.

El texto completo de la declaración BIC puede leerse en el siguiente enlace: http://www.campaners.com/pdf/pdf80.pdf

BUIGUES METOLA, Marcos
Descubre Valencia - Blog (14-10-2013)

  • VALÈNCIA: Campanas, campaneros y toques
  • CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA (VALÈNCIA) : Toques y otras actividades
  • Protección legal campanarios y campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Descubre Valencia - Blog (2013)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 23-03-2017
    Convertir a PDF