MARTÍNEZ RAMOS, David L. - San Fernando de los Camarones, una historia contada por sus campanas

San Fernando de los Camarones, una historia contada por sus campanas

El esplendor y desarrollo de los grandes pueblos y ciudades ha opacado la historia de muchos e interesantes localidades. Estos lugares atrapados en su propia historia, son ricos nichos patrimoniales. Así encontramos a San Fernando de Camarones una de las localidades más antiguas de la provincia cubana de Cienfuegos. Su fundación

está íntimamente vinculada a la fe católica. En 1714, cuando se comenzó la construcción del pueblo, ya existía en el lugar una ermita que había sido edificada, acorde con la tradición, por el Padre de las Casas. En esa fecha, cuatro comuneros de la Hacienda Camarones donaron dos caballerías de tierra para levantar las primeras viviendas en un terreno alto sobre el río Caunao y su afluente el arroyo Lajitas, justo en el asiento de la referida hacienda, en el camino de Santa Clara al puerto de Jagua, perteneciente entonces a la jurisdicción de Las Villas. Según documentos del siglo XVIII se eligió ese lugar para fundar el pueblo precisamente por la existencia del santuario, además de las ventajas del terreno. El primer trazado del pueblo era una sola calle, llamada entonces Real y terminaba en la colina donde se encontraba la ermita. Existen evidencias de que al menos desde esta fecha, el sitio de la ubicación del templo ha sido el mismo donde se encuentra actualmente. La presencia de una feligresía católica en esta zona data del siglo XV. En los mismos albores de la conquista española y mucho antes de la fundación del pueblo, en tiempos del memorable Fray Bartolomé de Las Casas, la jurisdicción canónica de esta zona abarcaba los territorios que lindan con Trinidad, Sancti Spíritus, Santa Clara, San Narciso de Álvarez y Yaguaramas.

Las tres ermitas que existieron hasta la segunda mitad del siglo XVII, según lo descrito en documentos de los siglos XVIII y XIX, estaban ubicados en Cumanayagua, Camarones y Yaguaramas, las dos últimas, erigidas por el Padre Las Casas. Con el desarrollo de la región, en el siglo XVIII, el asentamiento poblacional de Camarones ganó en importancia, tanto por su desarrollo, como por su ubicación al centro de la misma y a orilla del camino que enlazaba con la mayor villa vecina: Santa Clara. Camarones se convierte así en el centro de la acción evangélica de esta amplia zona. El primer libro de bautizos que se conserva en la iglesia data de 1743 y hace referencia a otro que en dicha fecha ya estaba desaparecido. En el libro que aún se guarda aparece la disposición de que el párroco de Yaguaramas debía residir en la ermita de Camarones, por ser el término más céntrico de la jurisdicción. El primer párroco que firmó esta libro fue el padre Diego Navarro, natural de Sancti Spiritus, quien reedifico la ermita de madera y tejas con un portal alrededor y le donó una casa rectoral nueva, cobijada de guanos, sobre horcones y embarrada de tierra, siendo esta la primera casa detallada oficialmente en la localidad. Este templo, construido de maderas en 1825, fue declarado parroquia por el obispo de La Habana, monseñor Félix Salons uno de los años en que desarrollara su labor de obispo, entre 1846 y 1865.

El 30 de octubre de 1893, el párroco de Camarones, don Pablo Gervasio Estévez, colocó ritualmente la primera piedra de un nuevo templo en este pueblo, con torres y paredes de mampostería. Este templo, como los de Palmira, Cruces y otros de la región, fue ocupado militarmente por el Ejército Español durante la guerra de 1895, sirviendo de asentamiento a las tropas. Pasada la guerra, la iglesia convertida en cuartel había quedado en estado de ruinas y terminó siendo demolida.

Gracias a la actividad del padre José Barra Barreiro y a la generosidad de Doña Luisa Terry de Pombert, se construyó la actual iglesia, que fue inaugurada el 2 de febrero de 1923, durante la celebración de las fiestas de la Candelaria (1).

Las Campanas

En el campanario de esta iglesia consagrada a la Candelaria se encuentran tres campanas de bronce las cuales están en pleno funcionamiento. Como singularidad las campanas no se encuentran en los vanos, estos presentan carpintería y rejas, al parecer como medida para evitar la entrada de aves y agua. Estos cambios se deben haber hecho años después de inaugurada pues en los planos de construcción de la iglesia se puede ver una campana en el vano frontal. El soporte de estas campanas es una viga de madera centenaria de la cual cuelgan las piezas, se encuentran sujetas por presillas de hierro, teniendo las tres una posición fija.

La campana más antigua se encuentra en una disposición noroeste en relación con las otras. Tiene 54cm de diámetro y 57cm de alto. Presenta dos pares de asas, en la parte superior del hombro tiene un cordón y en la inferior una cenefa realizada de triángulos con las puntas hacia arriba. El medio comienza con una cenefa igual a la anterior pero con la punta de los triángulos en la dirección opuesta. En esta parte se encuentra una custodia u ostensorio en forma de sol soportado por un pedestal de tres patas que pudiera estar representando la Trinidad. En el centro y en la parte superior del sol se encuentran cruces. A ambos lados de la custodia se hallan dos plantas de figura sinuosa, dando la sensación de un crecimiento propiciado por la luz solar. Continúa esta zona del medio con columnas de base triangular a ambos lados de las plantas y para terminar en los extremos se encuentran cruces de San Jorge de Escandinavia. Continuando con el medio pero en la parte opuesta se encuentra un ancla como sostén de la fe, esta figura cercana al barroco es de gran belleza. Custodiando la anterior figura se encuentran otras dos cruces de San Jorge de Escandinavia. Termina el medio con otra cenefa de motivos triangulares ahora con las puntas hacia arriba. El medio pie presenta un cordón en el centro que lo divide, en la parte superior aparece el texto: Sn Fran Sico d. palu. / en la parte inferior se puede leer: di si embre A E. Termina la campana en el pie con una cenefa igual a las anteriores que se interrumpe por el texto: a d. + 1782 + las cruces que están al lado del año son también de San Jorge de Escandinavia aunque estas de menor tamaño. La campana en su interior conserva un simple enganche de donde cuelga su lengüeta. Esta campana presumiblemente europea, debe haber formado parte de la antigua iglesia derruida siendo de gran interés su morfología hasta ahora única dentro de las estudiadas en Cienfuegos.

La campana del centro es la mayor, con una dimensión de 61,5cm de diámetro y 71cm de altura. Presenta dos pares de asas y tres cordones en el hombro. En el medio tiene el siguiente texto: L. RESINO CIENFUEGOS 1854, delimitado por dos pares de cordones. Por lo cual estamos en presencia de una campana fundida en la villa de Cienfuegos. El medio pie esta decorado con otros tres cordones.

La campana sureste tiene un diámetro de 54,5cm y una altura de 53cm. Tiene una sola asa, en el hombro presenta cuatro cordones. El tercio presenta un texto inciso: DONADA A LA PARROQUIA DE SAN FERNANDO DE CAMARONES POR LA SRA. AMÉRICA GONZÁLEZ Y MAIZ DE GONZÁLEZ EL DÍA + (debajo) 28 DE OCTUBRE DE 1923. En el medio tiene una cruz de base triangular además de un par de cordones que entre ellos se puede leer: AÑO DE 1806 JESVS. Termina la campana en el medio pie con un cordón. Teniendo en cuenta el año en que se donó la campana –por cierto 117 años después de su fundición- fue para incorporarla al recién estrenado templo, descartando su presencia en la antigua construcción.

Campaneros y tradiciones

En esta iglesia no solo destacan los valores tangibles, existe una tradición de toques en el templo que enriquecen y alimentan el espíritu de la comunidad. Dos, son los campaneros que tiene la parroquia: René Sepulvedad Becerra de 68 años y Ramón Abrahantes Alfonso de 55. Cuenta Sepulvedad que de niño lo dejaban tocar las campanas, sustituyendo años después en estas funciones al anterior campanero llamado Arnaldo Pérez, ya fallecido. El más joven de los campaneros realiza esta función desde hace ocho años. Estos señores llaman la atención de la población los domingos y miércoles a las 7:30 de la noche para misa volviendo a redoblar a las 8:00 para comenzarla, ambas veces con una duración de cinco minutos. El día de la Candelaria se tocan –en este caso las tres campanas- a las 6:30 de la mañana, en el Rosario de la Aurora. El 8 de septiembre día de la Caridad del Cobre tocan por la mañana y a la hora de la misa. Además, se golpean media hora antes de la salida de los entierros. Este es un momento muy interesante pues desde el campanario se puede ver la funeraria y los campaneros están atentos a la llegada y salida del carro fúnebre. Cuando sale el entierro hay un constante redoble hasta que los campaneros calculan la llegada al cementerio, que se encuentra distante unas ocho cuadras. Este procedimiento se realiza siempre a los fallecidos miembros de la iglesia. En el caso de los difuntos no creyentes, si los familiares lo piden entonces se realizan los toques.

Conclusiones

Al ser San Fernando de Camarones una de las localidad más antigua de la provincia de Cienfuegos no era de extrañar la presencia de añejas campanas y de la rica tradición de toques en su iglesia parroquial. La campana de 1782 es de un gran interés tanto estético como histórico. Pudiendose establecer una relación entre esta pieza y la que se encuentra en la Fortaleza Nuestra Señora de los Ángeles de Jagua fundida en 1789, por el nivel de coincidencias estéticas entre ambas. Este vínculo entre ambos objetos no sería casual, pues la fortificación se terminó de construir en 1745. Contándose parte de las relaciones de estos lugares por sus campanas. Este heterogéneo conjunto de campanas -teniendo en cuenta fechas y estética- demuestra que se colocaban las campanas que se tenían a la mano típico ejemplo de cómo se fue construyendo el llamado Nuevo Mundo.

Bibliografía

1“Nuestra Señora de la Candelaria”. De Suárez Moreno, Idalmis y de Viera Moreno, Eloy. 1999.

MARTÍNEZ RAMOS, David L.

Oficina del Conservador de la Ciudad de Cienfuegos (19-10-2013)

  • PALMIRA: Campanas, campaneros y toques
  • CAMPANEROS DE SAN FERNANDO (SAN FERNANDO DE CAMARONES): Toques y otras actividades
  • Campaneros: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Oficina del Conservador de la Ciudad de Cienfuegos (2013)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 22-10-2017
    Convertir a PDF