CEDÓ, Fede - ¡No me toquen las campanas!

¡No me toquen las campanas!

Contaminación acústica

La petición oficial para silenciar el tañido de las campanas de la iglesia parroquial de Arenys de Mar desata la reacción popular con una recogida de firmas

Campanario de la iglesia parroquial de Santa Maria en Arenys de Mar (Maresme) - Autor: CEDÓ, Fede
Campanario de la iglesia parroquial de Santa Maria en Arenys de Mar (Maresme) - Autor: CEDÓ, Fede

Un vecino de Arenys de Mar (Maresme), apoyado por la 'Plataforma Contra las Campanas', ha iniciado una ofensiva legal desde el Síndic de Greuges para que el campanario de la iglesia parroquial deje de emitir lo que consideran un elevado grado de contaminación acústica, especialmente en horario nocturno. La reacción no se ha hecho esperar y un movimiento espontáneo de arenyenses ha iniciado una recogida de firmas que suma cerca de 3.000 adhesiones en favor del tradicional repique.

Desde el Ayuntamiento de Arenys de Mar, el alcalde Estanis Fors, ironiza con la petición de silenciar las campanas: "tenemos temas más importantes que solucionar", pero se pone al lado de los vecinos que con la recogida de firmas quieren impedir el silencio del campanario. "La reacción del pueblo es contraria a esta iniciativa" argumenta el edil, que admite que el Síndic de Greuges y el Defensor del Pueblo han enviado dos cartas para exigir una respuesta oficial.

"En los hostales de la villa se acumulan comentarios de visitantes molestos por el repicar de las campanas" explica A.C, el vecino que desde 2012 se viene dirigiendo al ayuntamiento y al Síndic de Greuges "en nombre de una docena de vecinos y visitantes, apoyados por centenares de personas adheridas a la Plataforma", que prefiere no divulgar su identidad ya que "temo por mi integridad ya que un grupo de cuatro exaltados del pueblo han iniciado una especie de caza de brujas".

Exceso de decibelios

La propuesta pretende eliminar el toque de cuartos (cada 15 minutos), la repetición de las horas y los toques nocturnos. "Las campanas sólo deberían tocar en acontecimientos concretos" ya que de lo contrario "pueden superar las 800 campanadas al día" apunta Gabriel Martí, un miembro de la plataforma. La entidad está asesorada por Lluís Gallardo, sociólogo y abogado especialista en contaminación acústica que ha conseguido sentencias favorables en este sentido en Sant Morí (Girona) y Zamora.

La sonoridad de las campanas, a criterio de Gallardo, puede provocar psicopatologías. Por la noche "el sonido de las campanas supera en más de 20 decibelios el máximo permitido por la ley" y desde el punto de vista sociológico "no hay argumentos para mantener tal ruido". No se puede someter a las personas a "tañidos de hasta 81 decibelios cada 15 minutos" justifica el letrado. La ley, en este sentido, defiende que todo aquello que genera "sonidos artificiales" creados por el ser humano, está sometido a la legislación sobre protección contra la contaminación acústica. En Catalunya, sin embargo, un decreto excluye las iglesias de tal normativa, lo que para el abogado es ilegal: "un decreto no puede vulnerar una ley" como la que regula los focos sonoros.

Por contra, en Arenys de Mar, los vecinos asisten atónitos al debate: "estamos habituados, ni las oímos" es la opinión mayoritaria. "No entendemos que una tradición de toda la vida, deba cambiar ahora" apunta Joan Enric Torrent, uno de los promotores de la recogida de firmas en favor de las campanas, que ya suma unas 3.000 adhesiones, que suponen el 20% de la población. Además, critican que el impulsor de la campaña contra las campanadas sea un vecino de la parte alta "donde no se escuchan" por lo que le piden "no nos toque las campanas".

CEDÓ, Fede

La Vanguardia (03-03-2014)

  • ARENYS DE MAR: Campanas, campaneros y toques
  • Ruido y denuncias: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © La Vanguardia (2014)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 15-08-2018
    Convertir a PDF