NAVARRO GIL, Ignacio - Se aproxima la Semana Santa, cuando las campanas “mueren”

Se aproxima la Semana Santa, cuando las campanas “mueren”

Las campanas en los templos católicos se silencian los tres principales días de la Semana Santa, como son Jueves Santo, Viernes Santo y Sábado Santo

Tras los oficios del Jueves Santo, tradicionalmente se enmudecían las campanas.

En algunos lugares se sujetaba la lengua o badajo para imposibilitar su toque y sonido y en otras comunidades como en Aragón, las campanas eran “matadas” y se colocaban de forma horizontal, es decir, la campana hacia el exterior y el yugo hacia el interior de la fábrica sujeto con sogas al suelo y ventanales. De esta singular forma permanecían hasta la noche del Sábado Santo o madrugada del Domingo de Resurrección, cuando en la Vigilia Pascual (la celebración más importante del año) llegaba el momento del “Gloria”, se soltaban las sogas y comenzaban a bandearse y a echarse al vuelo la totalidad de las campanas. De esta forma se proclamaba a todos los rincones de los pueblos y ciudades que llegó el tercer día y que tras ser crucificado, muerto y sepultado, resucitó triunfante sobre la muerte.

Una tradición y un signo de respeto que por desgracia y debido principalmente a la desaparición de la figura del campanero y electrificación de las campanas, prácticamente ha desaparecido y son muy escasas las localidades que lo siguen realizando.

NAVARRO GIL, Ignacio

Diario Aragonés (07-04-2014)

  • Matracas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Diario Aragonés (2014)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 19-11-2018
    Convertir a PDF