SALDARRIAGA L., John Jairo - Magdalena, al pie del Divino Maestro

Magdalena, al pie del Divino Maestro

Magdalena Tangarife, sacristana de la parroquia El Divino Maestro - Autor: SÁNCHEZ, David
Magdalena Tangarife, sacristana de la parroquia El Divino Maestro - Autor: SÁNCHEZ, David

Magdalena está siempre al pie de El Divino Maestro. Solícita en cuerpo y espíritu, mantiene atenta a sus necesidades y corre presta a ayudarle cuando es el caso.

Se levanta antes del alba, sin que ese artefacto que remplazó al gallo, menos al de la Pasión, el reloj despertador, la despierte. Y nunca, en los 19 años que lleva de sacristana en ese templo de Santa Mónica, ha llegado tarde para anunciar, con tañido de campanas, la misa matinal. Ni los domingos, los cinco oficios religiosos.

Bueno, una vez sí, cuando se quedó entretenida viendo un partido mundialista de la Selección Colombia, pero ese es un pecadillo benial que ni siquiera el párroco de entonces le reprochó.

¿Acaso el mismo san Pedro no negó tres veces a Jesucristo? ¿Acaso Judas no lo traicionó? ¿Acaso los apóstoles todos no se quedaron escondidos mientras el Divino Maestro soportaba la tortura del Vía Crucis y la crueldad de una muerte en cruz? Ahora qué decir del leve descuido de Magdalena, que ni siquiera fue intencional.

Hay que añadir, en este punto, el de sus ausencias, que tampoco fueron sus manos las que hicieron sonar las campanas en los tristes días de la muerte de sus hermanas Edelmira, el 5 de abril de 2000, y Rosa, el 19 de diciembre de 2008.

Digámoslo de otra forma: de 6.700 días que lleva con la responsabilidad del campanario -sin contar las 19 vacaciones-, ella ha dejado de abrir el pequeño cuarto situado en la parte de atrás de la iglesia y de alzar sus brazos para halar los lazos que hacen sonar las campanas sólo dos días completos y, de otro, una misa.

A Magdalena Tangarife Ruda todos le dicen Nena. Y así le seguiremos diciendo nosotros. Tiene 80 años. Oriunda de Amagá, aprendió la fe de su padre, Aicardo, porque a su mamá, Alejandrina, no la conoció: murió de 36 años, cuando Nena apenas había cumplido 17 meses.

“Una fiebre mala se la llevó -cuenta, mientras dobla una sotana sobre una gran mesa, en la sacristía-. No he llegado a verla ni en retrato. No sé cómo era”.

Magdalena Tangarife, sacristana de la parroquia El Divino Maestro - Autor: SÁNCHEZ, David
Magdalena Tangarife, sacristana de la parroquia El Divino Maestro - Autor: SÁNCHEZ, David

Fue una tía suya, Clementina -“a ella también la cantaron aquí, antes de que yo llegara a trabajar”-, quien crió a los siete hijos de Aicardo, de los cuales nuestro personaje ocupa el sexto puesto.

Esa fe la llevó a ser parte de la Legión de María y a añorar con fuerza ayudar en una iglesia, hasta que se le consedió este milagro.

“Hace 19 años, el párroco Juan Carlos Rivas nos pidió a Laura Bustamante y a mí que decidiéramos quién de las dos podía ser la sacristana. Ella no pudo y yo quedé feliz con el puesto”.

Aprendió a tocar las campanas: para el oficio ordinario, 20 toques. Para el de difuntos, cuatro veces con una campana; cuatro con la otra, y por último, cuatro tañidos con las dos al unísono. Doblan doce veces. “Despacio -explica-, que se sienta el dolor”. Aprendió que, tras lavar los purificadores, no podía verter el agua a la cañería, sino echársela a las plantas.

Al principio, las palomas se metían por el campanario a hacer sus nidos. No era raro que Nena encontrara huevos rotos en el suelo. Hasta que un día, un cura decidió hacer tapar ese hueco, allá en lo alto, con anjeo.

“A veces sueño que voy a llegar tarde y me levanto más temprano, asustada”.

SALDARRIAGA L., John Jairo

Salderrío (22-02-2010)

  • MEDELLÍN: Campanas, campaneros y toques
  • TANGARIFE, MAGDALENA (MEDELLÍN): Toques y otras actividades
  • Campaneros: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Salderrío (2010)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 18-10-2017
    Convertir a PDF