BURGOS, Antonio - Plata y bronce

Plata y bronce

Soñaba que en el balcón de Palacio se iba a producir una portada de ABC: la imagen viva de la continuidad de la Corona

Pues tan acarajotados no debíamos de andar. A veces los sueños se hacen realidad. Creía que estaba acarajotado cuando el otro día, en esta España que parece que siente vergüenza de ser Reino, soñaba que en la proclamación de Su Majestad el Rey Don Felipe VI iba a haber un coche descubierto por las calles de Madrid, rodeado por la Caballería de la Guardia Real, con la banda montada por delante, haciendo sonar como una hispánica oda jubilosa de Rubén Darío con sus clarines. Puesto a soñar, soñaba que había un desfile de la tropa de gala con escuadra de gastadores, bandera, banda, música y todos sus avíos. Y soñaba, qué acarajotamiento más grande, en una capital de balcones colgados con los escaparates de los comercios engalanados con retratos de los Reyes al británico modo, que en esto del orgullo de Institución Monárquica, lo siento, pero los que nos tienen arrebatado el Peñón nos dan sopas con hondas de la plata quieta de la bahía de Algeciras. Y puesto a soñar, soñaba que tras la Proclamación del Heredero, en el balcón de Palacio se iba a producir no sólo una estampa histórica, sino una portada de ABC: la imagen viva de la continuidad en la normalidad y la estabilidad que asegura la Corona. Soñaba una fotografía en la que, teniendo además en la memoria al Conde de Barcelona y a Doña María, habrían de aparecer en ese balcón, ante el pueblo al que devolvieron las libertades y la democracia, las tres generaciones de la Real Familia que garantizan la propia esencia de la Institución, cual es la continuidad dinástica. A saber: Don Juan Carlos y Doña Sofía, Don Felipe y Doña Letizia y la que el desde el jueves será la Princesa de Asturias, una alumna del colegio Los Rosales que se llama Doña Leonor de Borbón. (Inciso bien despachado con cuarto y mitad de nostalgia: de Las Jarillas a Los Rosales median todos los sufrimiento que aquel niño Juanito hubo de pasar para que se hiciera realidad el deseo de su augusto padre, que España tuviera un monarca que fuera Rey de todos los españoles).

Soñaba todo esto, y soñaba con las baterías de Artillería disparando las veintiuna salvas de ordenanza. Esos sueños van a ser verdad el Día del Corpus. No vamos a tener una proclamación a cencerros tapados, sino a campanas repicando. Espero que no hayamos de decir como aquella historia que se cuenta de Fernando VII y del tabernero remiso a escanciarle su mejor botella de vino. «Hijos míos, guardad para mejor ocasión que para la proclamación de Don Felipe VI que todas las campanas de todas las torres y espadañas de España, que rima, den los más sonoros volteos en sus repiques». No pido, como se haría en el Reino Unido, que se despliegue un catálogo de recuerdos de la jornada en forma de ceniceros, vasos, copas, tazas, toallas, servilletas, manteles, carpetas, cuadernos, hasta fundas de teléfonos con los retratos de Sus Majestades para coleccionistas de jubileos reales. Me conformo, como aquel embajador inglés ante el ministro de la Gobernación y los gritos de «Gibraltar español», con que los pelusos no nos manden más manifestantes para aguar la jornada.

Que será excepcional en Toledo la Primada y en Sevilla la Patriarcal. En Toledo y en Sevilla, el Jueves de Corpus Christi y de Proclamación, las campanas, repicando, tributarán homenaje a dos Reyes: al Rey de los Cielos, a Su Divina Majestad, que va en procesión a Cuerpo de Pan y Trigo en la plata de la Custodia, y al Rey de la tierra española, que es proclamado con el bronce de las torres volteando. Y si estuviera aquí aquel gran defensor de la Institución en tiempos adversos que fue Pemán, le haría ahora decir a su Séneca:

–Ná, don José, esto de la Proclamación precisamente en el día del Corpus es por culpa de los recortes y de los cinturones apretaos. Es para no tener que pagar horas extras a los campaneros. Total, por el mismo jornal del repique en honor de Su Divina Majestad tenemos también el repique por Su Majestad de España. ¿Será por austeridad?

BURGOS, Antonio

ABC (16-06.2014)

  • SEVILLA: Campanas, campaneros y toques
  • TOLEDO: Campanas, campaneros y toques
  • Campanas (historia general y tópicos): Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © ABC (2014)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 17-12-2017
    Convertir a PDF