A. G. P. - La campana torera ya duerme en silencio

La campana torera ya duerme en silencio

Los operarios retiran los elementos de la plaza de madera, que recolocan con gran orden en una nave

El campanero durante su intervención en Fermoselle - Autor: A. G. P.
El campanero durante su intervención en Fermoselle - Autor: A. G. P.

Un año más se apagaron los sones de la campana torera después de realizar su trabajo de comunicar a los fermosellanos de que algún festejo estaba a punto de celebrarse en algún punto de la villa durante las fiestas pasadas.

Allá, en lo alto, se ha quedado sin la compañía de su amigo, el campanero. No siente su palpitar y el ritmo acelerado impreso con mano fuerte. Se ha llevado la maroma que le unía físicamente a ella y con una suave inclinación de cabeza le ha susurrado un "hasta pronto" casi imperceptible. La mirada de la campana se dirige al centro del coso y lo encuentra vacío. Otea el horizonte hacia los corrales de San Albín y no percibe la polvareda producida durante los encierros. Ya no contempla la mirada de tantos ojos que se dirigían hacia ella escrutando todos sus movimientos. Ha enmudecido sin ningún tipo de exigencia. Siente que su labor ha finalizado por este ejercicio. No lo entiende pero lo acepta. De mover a todo un pueblo sobrepasado de gente a encontrarse prácticamente sola, allá arriba, en lo alto del frontal del ayuntamiento, no ha pasado más que un instante. Silencio, silencio, silencio.

La campana, nuestra campana torera se retira con humildad, de puntillas, para ejercer solamente como anunciadora de las diferentes horas del reloj. ¡También es un honor para ella! Que descanses en tu atalaya de oro. Tu inconfundible sonido lo llevaremos muy adentro.

La plaza se va de ERE

Los obreros retiran los elementos de la plaza de madera - Autor: A. G. P.
Los obreros retiran los elementos de la plaza de madera - Autor: A. G. P.

Y el pasado miércoles, al salir el sol los operarios del ayuntamiento se pusieron el mono de trabajo para, pieza a pieza, iniciar el desmonte del entramado que conforman tantas y tantas piezas de madera que a finales de julio se ensamblaron para los festejos de las fiestas de Fermoselle.

A las órdenes de José Tarabilla, animoso e incansable jubilado que los últimos años se ha puesto desinteresadamente a la cabeza de construcción de esta obra de "ingeniería" y basándose en la experiencia adquirida en su vida profesional, organiza, ordena y resuelve en el momento todas las dificultades que se presentan a los obreros.

Han comenzado con los encerriles para continuar con barreras, cañizos, talanqueras, pendolones, asientos de los tendidos y otras muchas formas de madera que hacen de esta plaza un recinto original, cómodo y seguro.

En tres días aproximadamente la plaza volverá a recuperar su estado normal pudiéndose contemplar en su circunferencia los artísticos edificios que la abrazan. Toda la madera, en perfecto orden, se trasladará a un almacén situado en el Callejón, junto a la misma plaza, donde reposará silente y en sueño permanente hasta las próximas fiestas agosteñas.

Y con ella se quedarán abrazados para siempre los sustos, las emociones, la nostalgia de los días pasados, los amores iniciales entre jóvenes, las conversaciones de todo tipo, las reuniones familiares en las terrazas y el colorido en general de la fiesta que provocan los diferentes espectáculos y actividades que en ella se han realizado durante todo un mes, pues no deja de ser el epicentro de fermosellanos y forasteros que tanta admiración muestran por tan bella e inigualable construcción.

Existe confianza en que la corporación del próximo 2015, año electoral, se sienta con energía y decisión para mantener esta tradición y esta plaza para el disfrute de todos.

A. G. P.

La Opinión - El Correo de Zamora (30-08-2014)

  • FERMOSELLE: Campanas, campaneros y toques
  • Campanarios y fauna: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © La Opinión - El Correo de Zamora (2014)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 28-03-2017
    Convertir a PDF