EL TRIBUNO - Especialistas en Milagros

Especialistas en Milagros

Más de 700 personas, trabajan gratis para que la fiesta sea posible

Los solemnes cultos al Señor y La Virgen del Milagro se realizan desde hace 322 años. A medida que pasa el tiempo es mayor la participación de los fieles y con ello, la complejidad de su organización. Alrededor del momento cumbre, que será hoy a las 15.30 con el inicio de la procesión en la que se renovará el Pacto de Fidelidad del Pueblo de Dios hay personas que trabajan denodadamente para que todo salga a la perfección. Entre ellos están los servidores del santuario que son aquellas personas que colaboran con la organización de la fiesta del Milagro. Son más de 700 personas de todas las edades que participan durante el año en diferentes actividades. Todo lo que hacen para la festividad patronal lo hacen ad honorem y dedican varias horas de su día. "Dentro de la hermandad de la Catedral hay personas que hace más de 50 años que colaboran con El Milagro. También hay niños y jóvenes. Todos manifiestan que realizan este servicio por amor al Señor y a la Virgen del Milagro", contó el vicario de la Catedral, Marcelo Singh.

Campaneros por tradición

Gabriel Ibarra hace 27 años que es campanero de la Catedral.

Gabriel Ibarra - Autor: EL TRIBUNO
Gabriel Ibarra - Autor: EL TRIBUNO

Vive de la tapicería ya que el trabajo en la Catedral es ad honorem.

Son 18 las personas que tocan las seis campanas que posee la Basílica: una campana mayor, dos medianas y dos pequeñas.

En su mayoría este oficio pasa de generación en generación.

En el caso de Gabriel, no viene de padre campanero, pero dos de sus hijos tocan con él.

"Para ser campanero el aspirante tiene que venir un año de oyente. No se puede practicar arriba. Cuando una persona ya está preparada, escuchó y sabe lo suficiente, se le toma una prueba y ahí se decide si será o no campanero", explicó Gabriel Ibarra.

"Es complicado soportar el sonido de las campanas porque tienen muchos decibeles, a pesar de la protección que usamos. Las campanas tienen 118 decibeles y el oído aguanta solo 80", contó.

Gabriel asegura que el sonido de las campanas de la Basílica son únicas en el mundo: "Trataron de hacerlas electrónicas, pero no se puede, porque no logran imitar el sonido original"contó el campanero.

Y expresó: "Nosotros nos sentimos elegidos por el señor para tocar las campanas, no es una decisión que tomamos nosotros sino él".

De tal palo, tal astilla

José Ibarra - Autor: EL TRIBUNO
José Ibarra - Autor: EL TRIBUNO

José Ibarra, hijo de Gabriel, es un campanero de 19 años, que hace cuatro se dedica a esto. José es además, estudiante de gastronomía. Junto con su hermano tocan las campanas de la Basílica en familia: "Yo toco las chiquitas, mi hermano las medianas y mi papá la mayor. Es hermosa esa experiencia de tocar en familia", sostuvo el joven. Sorprende, de estos jóvenes voluntarios la entrega que tienen: "Ser campanero es por tradición y es gracias a mi papá que me está dejando esto tan importante que yo puedo tocar. Si Dios quiere, mis hijos podrán serlo también. Ser campanero es un orgullo. Una felicidad porque arriba se vive de otra manera el Milagro. Podes ver a los peregrinos que llega y los pañuelos en alto", afirmó. Para los campaneros, no hay festividad religiosa, ni compromisos laborales. Siempre tienen que estar para cuando hay que tocar las campanas.

El funcionamiento

En general son tres personas las que comienzan a tocar las campanas y se van turnando. Cada campanero toca un minuto, "no se puede tocar más porque la vibración es tan grande que se te aflojan los músculos y te quedas sin fuerza. Cuando nos cansamos, nos hacemos seña para cambiar", dijo. En cuanto a la remuneración, lo hacen por amor a los patronos de Salta: "Cada campanero tiene su promesa al Señor y a la Virgen del Milagro".

Recepcionista de flores

Maribel Orquera, es una de las tantas voluntarias que colabora en la recepción de flores.

Dona su tiempo desde los 13 y ya tiene 17 años.

El entusiasmo permanece intacto desde aquel día que decidió formar parte de un grupo de jóvenes de la Catedral.

Pertenece al grupo de San Felipe Neri, donde acuden chicos de 14 a 22 años.

"Durante todo el año nos preparamos espiritualmente y para El Milagro colaboramos en lo que haga falta", señaló.

"La gente realiza donaciones de claveles, nosotros los recogemos del pie de las imágenes, las separamos por color (rojas, blancas y rosas), y las clasificamos por tamaño y calidad de las flores. Esas después se destinas a los tronos y las coronas", contó Maribel.

Son miles de flores las que se reciben por día. Cada corona lleva seis mil claveles, más los que se utilizan para los tronos, que son unos tres mil.

Maribel cuenta que en los últimos días, en el triduo, los pasillos de la sacristía se llenan de flores.

"Nosotros comenzamos con la novena a recibir flores, es impresionante ver los claveles que se juntan a los pies de las imágenes. Todas las flores que se usan son las que donan las personas. Generalmente son agradecimientos y promesas", contó Maribel.

La importancia de la hospitalidad

Carlos Mamaní, es jubilado y hace 12 años que colabora con la Catedral. Él con su simpatía se encarga de recibir a los peregrinos.

Este apostolado es el más joven de todos los de la Catedral. Según Carlos, nació en 2011 luego de un encuentro de sacerdotes de todos los santuarios del mundo al que acudió el padre Víctor Hugo en México.

"Durante todo el año nosotros estamos recibiendo a quienes vienen a visitar nuestra iglesia, les brindamos información o simplemente los escuchamos.

Nosotros recibimos a todos con los brazos abiertos. Esto es bueno porque acerca a la gente", explicó Carlos.

Y agregó: "Estamos preparados espiritualmente para saber escuchar y atender a las personas que llegan, porque es mucha la necesidad espiritual que tiene la gente", afirmó.

Carlos contó cuál es el atributo principal que deben tener ellos: "necesitamos aprender a escuchar", dijo.

Además de recibir a la gente, Carlos tiene habilidades artística y dedica tiempo a la restauración.

"A veces me sorprendo de las cosas que realicé. El señor me llamo para que esté acá y yo no puedo más que hacerlo"finalizó.

El arte de la ornamentación

Federico Olivero, está a cargo de la decoración de los tronos. Colabora desde 2006 en la Catedral y trabaja en el sector agropecuario.

"Comenzamos a trabajar el día de la entronización que siempre es el último fin de semana de julio y terminamos el 15 de septiembre.

Cuento con un grupo de señoras que me acompañan. Durante el mes de agosto trabajamos los martes y sábados, pero durante la novena venimos día de por medio", aseguró Olivero.

Las flores son donaciones de los miles de fieles que llevan su clavel a modo de agradecimiento o petición. El follaje lo trae cada uno de su casa. Son 35 personas entre los que están abuelas, madres y nietas: "un hermoso grupo armamos", afirmó. Este es el séptimo Milagro que Federico está a cargo. "Antes estaba Mané Cornejo y yo me encargaba de los altares para las Pascuas". El trabajo durante la novena es arduo: "Ahora estamos abocados a los altares y tronos, pero el lunes nos toca también decorar el palco oficial en el monumento 20 de Febrero y el altar que se arma en el atrio de la Catedral", sostuvo.

En cuanto al tratamiento de las flores, Olivero explicó: "Los claveles tienen mucha durabilidad y si no está en agua la flor se la aguanta".

Un equipo de recepción de peregrinos

Federico Vera, está en el grupo de recepción de peregrinos, es empleado público y estudiante de abogacía.

"Nosotros lo que hacemos es conseguirle a los peregrinos todo lo que necesitan, desde agua, hospedaje en las distintas escuelas (Colegio Salesiano, de Jesús y del Huerto, son los tres colegios que hospedan gente que va desde la Catedral)"

También se encargan de que no les falte nada en la noche del peregrino: "conseguimos colchas y colchones de distintos organismos: Defensa Civil, el Ejercito, entre otros".

Llevan un registro detallado de los peregrinos y del lugar donde pasan la noche: "Tenemos un registro de quienes son los que vienen caminando y les brindamos asesoramientos de por donde ir, también nos encargamos de destinarles un lugar donde dormir", contó Vera.

Además les dan cosas de botiquín, medias y todo lo que necesiten.

En mayo comienzan a organizar esta área, porque de ellos depende toda la logística para la recepción de los peregrinos.

Coordinan, también, la recepción de donaciones que realizan los organismos y la gente.

Son alrededor de 10 personas las que conforman el equipo.

Actividades para hoy

Las misas comenzaron a partir de la medianoche y se rezan cada una hora.

A las 10 será la Misa Estacional en el Atrio de la Catedral.

A las 12, cierre del Santuario para preparar la procesión.

A las 15, Concentración de instituciones y fieles para la procesión.

A las 15.30 inicio de la procesión.

Cruz primitiva, Virgen de las Lágrimas. Virgen del Milagro y Señor del Milagro. Renovación del Pacto de Fidelidad del pueblo de Dios.

La misa del Peregrino será a las 20.30 y el cierre del Santuario a las 22.

Se esperan a miles de fieles en esta celebración en honor a los patronos de Salta.

Se recomienda a los automovilistas evitar las zonas por donde pasará la procesión, ya que las calles estarán cortadas.

EL TRIBUNO

El Tribuno (15-09-2014)

  • SALTA: Campanas, campaneros y toques
  • CAMPANEROS DE LA IGLESIA CATEDRAL BASÍLICA (SALTA): Toques y otras actividades
  • Campaneros: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © El Tribuno (2014)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 22-10-2017
    Convertir a PDF