DÍAZ, Daniel - Los sonidos del Milagro, una obra de los campaneros desde la Catedral Basílica

Los sonidos del Milagro, una obra de los campaneros desde la Catedral Basílica

Las melodías que surgen desde lo alto de la torre de la iglesia son ejecutadas por un reducido grupo de voluntarios, en una tarea que se transmite de generación en generación

Campaneros de la Catedral mantienen viva la tradición de los repiques. Otra historia de #MilagroParaElMundo. Autor: BARTHE, Juan
Campaneros de la Catedral mantienen viva la tradición de los repiques. Otra historia de #MilagroParaElMundo. Autor: BARTHE, Juan

Gabriel Ibarra (50) es uno de los 15 campaneros de la Catedral Basílica de Salta que mantienen viva la tradición de los toques y repiques, símbolos de la devoción de los salteños en tiempo del Milagro. Se trata de un comerciante dedicado a este voluntariado desde hace 28 años.

Gabriel contó a El Tribuno que se acercó a la Catedral a fines de la década del 80 para pedirle al Señor y la Virgen por la salud de su madre, llamada precisamente Milagros, por haber nacido un 15 de septiembre. "Y los favores me fueron concedidos. Este año mi mamá cumple 92 años. Yo, por mi parte, también cumplo la promesa de mantenerme firme en este voluntariado hasta que las fuerzas me acompañen", contó Gabriel, emocionado.

El oficio de campanero no es fácil, ya que requiere de mucho compromiso y de un esfuerzo físico importante. Son cinco campanas ubicadas en lo alto de la torre las que protagonizan el Concierto del Milagro, que cada año emociona con sus melodías a cientos de miles de devotos del Señor y la Virgen.

"Cuando hacemos repicar la campana mayor, de varias toneladas de peso, debemos turnarnos cada minuto, porque las vibraciones y el esfuerzo que hay que realizar no nos permiten hacerlo por más tiempo. Nos afloja las manos. El concierto de campanas del día 15 dura 15 minutos. Es un gran esfuerzo el que realizamos", contó Ibarra.

Cada septiembre los ojos de Gabriel se llenan de lágrimas cuando participa desde su lugar de privilegio de la fiesta central de los patronos tutelares de la provincia. "Desde lo alto del campanario vivimos el Milagro de una manera distinta y especial. No podemos seguir la liturgia como el resto de los fieles, porque estamos abocados a nuestra tarea, pero compartimos la emoción de toda la gente que llega desde diversos puntos del país y del mundo a brindar sus honras y a expresar su devoción", dijo Ibarra.

Relató, además: "Cuando termina la procesión y las actividades religiosas del día 15, nos abrazamos entre todos los campaneros, orgullosos de la tarea cumplida, e inevitablemente derramamos lágrimas de alegría y de emoción".

Ser campanero de la Catedral es una tarea que se transmite de generación en generación, como en la familia de Gabino Guantay, quien fue campanero por más de 40 años y hoy su hijo Héctor heredó con orgullo esa tarea.

También los hijos de Gabriel Ibarra siguen profesando el amor de su padre por el voluntariado. Ellos son Juan Gabriel (23) y José Ignacio (20).

Como tocar les impide participar plenamente de los rituales religiosos como los demás fieles, los campaneros tienen su propia celebración. Se trata del Milagrito de los Campaneros, que ya se ha convertido en una tradición.

Desde que comenzó la novena, en las alturas de la torre derecha de la Catedral surgen bellas melodías: los sonidos del Milagro, ejecutados por un puñado de campaneros fieles a su tarea y fervientes devotos del Señor y la Virgen.

DÍAZ, Daniel

El Tribuno (05-09-2015)

  • SALTA: Campanas, campaneros y toques
  • CAMPANEROS DE LA IGLESIA CATEDRAL BASÍLICA (SALTA): Toques y otras actividades
  • Toques actuales de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © El Tribuno (2015)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 19-09-2018
    Convertir a PDF