ARIAS, Mariela - Puerto Deseado: por quién doblan las campanas

Puerto Deseado: por quién doblan las campanas


Marcos Arias volvió a replicar la campana - Autor: PEREDA, Juan Pablo


El coche 502, el único que quedó del FFCC - Autor: PEREDA, Juan Pablo


La campana de la alegría - Autor: PEREDA, Juan Pablo


El fotógrafo Juan Pablo Pereda junto a los jubilados - Autor: PEREDA, Juan Pablo


Los ferroviarios en el andén - Autor: PEREDA, Juan Pablo


Vista de Puerto Deseado - Autor: PEREDA, Juan Pablo


La centenaria estación de tren - Autor: PEREDA, Juan Pablo

La vieja campana de la estación ferroviaria de Puerto Deseado volvió a sonar y removió los recuerdos más queridos de esa localidad portuaria de Santa Cruz. Juan Pablo Pereda, fotógrafo e incansable viajero de la Patagonia, conocedor de la nostalgia de los ferroviarios deseadenses les llevó la emblemática campana de bronce que buscó con ahínco y encontró en una casa de antigüedades de San Antonio de Areco. Les dejo un mapita y video que encontré en la red sobre la historia del tren.

Gracias a este gesto generoso el último jefe de la Estación Tellier, Marcos Arias,quién sacó del arcón de los recuerdos, su atuendo de trabajo, hizo sonar campanadas en el histórico andén, convocando a subirse a un viaje al recuerdo de los jubilados ferroviarios que aún viven en la ciudad, pese a que el tren cerró hace tres décadas.

"Los ojos de los ex empleados del ferrocarril brillaban y se inundaban de emoción mientras quien fuera el último jefe de la Estación Tellier orgullosamente vestido con su uniforme azul, tomaba la posta y hacía sonar el acústico instrumento", según relata un comunicado de prensa que llegó desde esa localidad.

La campana de bronce, considerada como un trofeo solidario con la ciudad, quedará bajo la custodia de los ferroviarios de la Asociación Ferroviaria 20 de Septiembre, que cuidan con especial dedicación al emblemático edificio, ineludible en los recorridos turísticos. Los mismos hombre que recuperaron la estación abandonada y crearon un museo en el que se perpetúa la historia del FFCC, también mantienen intacto el bar "La Cueva".

Pereda es un fotógrafo ilustrador, especializado en fauna marina, director de la editorial Viento Sur y un enamorado de la costa santacruceña. Desde hace más de ocho años visita la ciudad y como expresión de gratitud, decidió obsequiar una campana a la estación, y cumplir así con el anhelo compartido por el personal del ferrocarril.

Pereda cuenta que en una de las tantas coversaciones con los ferroviarios se lamentaron por el robo de la campana. " Al ser una campana de gran contextura, de bronce y de las que ya no se ven, me costó mucho trabajo conseguirla y que fuera restaurada adecuadamente", relató el fotógrafo.

Pasaron cien años desde que se inició el trazado del ferrocarril que prometía convertirse en el gran convoy de la Patagonia y unir los 1200 km que separan esta localidad con el lago Nahuel Huapi en Río Negro, atravesando valles y mesetas patagónicas. El tesón de viejos ferroviarios que convirtieron la vieja estación en un museo mantienen allí la memoria intacta de lo que significó el tren a principio del siglo pasado.

Cuando lo conocí a Pedro Urbano, uno de los impulsores de la asociación de ferroviarios jubilados, un joven de 84 años, me contó que en 1949 ingresó al ramal y por la clausura, le dieron la baja el 15 de julio de 1978, fecha que recuerda con mucha tristeza. "Mi abuelo materno, no le permitía a mi padre casarse con mi madre si no tenía un trabajo fijo, cuando mi padre consiguió un puesto de ferrocarril en el Estado, mi abuelo le permitió casarse con su hija".

En 1909, la historia de la pequeña colonia pastoril fundada en 1884 cambiaría radicalmente con la construcción del ferrocarril. La obra empezó el 20 de septiembre de 1909 y tres años mas tarde los rieles tenían ya 200 km y unían el mar con Pico Truncado, aportaría enfermería, aseguraba progreso, permitía comunicaciones. Pero la felicidad duraría poco, en 1913 baja la construcción y un año después se suspendió definitivamente la construcción del ferrocarril en el km 283, en Colonia Las Heras.

El tramo fue clave para el crecimiento de Puerto Deseado, Jaramillo, Pico Truncado y Las Heras. Desde el agua, hasta los alimentos y el transporte de pasajeros y mercancías pasaban por los 283 km de rieles. Y también la historia de las huelgas obreras, en la Estación Jaramillo donde fusilaron al líder obrero, José Font, un gaucho entrerriano conocido como "Facón Grande". En 1948 con la nacionalización de los ferrocarriles dejó de llamarse "Patagónico" y tomó el nombre de línea "General Roca", si bien el FF.CC. continuaba siendo clave en el desarrollo, la obra no se re-inició nunca más.

"El ramal Puerto Deseado-Las Heras fue levantado en 1978 y desde entonces permanece como un monumento mudo de aquello que todavía no se ha podido, no se ha sabido o no se ha querido restablecer", plantea Andrés Lagalaye en el libro "El tren y sus hombres", que se presentó en Puerto Deseado el año pasado al cumplirse el centenario de la estación,, organizado por el Programa de Investigación Geográfico Político Patagónico de la Universidad Católica Argentina.

El desguace fue brutal y en pocas horas según recuerda la memoria de los ferroviarios. En 1980 una cruzada de seis ferroviarios que se interpusieron con sus autos a que se lleven el ultimo vagón logró recuperar "el vagón 502" que hoy recuperado y pintado es parte de uno de los paseos de la pintoresca localidad.

Mucho de lo que conozco de la historia de Puerto Deseado es gracias a mis amigos entrañables del Programa Patagónico de la UCA quienes han realizado varios encuentros de ex ferroviarios en toda la Patagonia, buscando mantener siempre la llama encendida de la magia que nos devuelven los trenes.

ARIAS, Mariela

Al fin y al cabo … el Sur (05-06-2010)

  • PUERTO DESEADO: Campanas, campaneros y toques
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Al fin y al cabo … el Sur (2010)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 17-08-2017
    Convertir a PDF