DE SOLA, Juan / EFE - Los últimos campaneros

Los últimos campaneros

En Caldas de Reis, los últimos artesanos de las campanas de Galicia siguen fabricando casi igual que hace cuatrocientos años estas sonoras piezas

Barro, bronce y un horno de leña son la materia prima desde entonces

La clave de un buen tañido está en la aleación

Campana de una iglesia - Autor: EL CORREO GALLEGO
Campana de una iglesia - Autor: EL CORREO GALLEGO

Son los últimos de un oficio que, desde 1630, siguen desarrollando de forma artesana e hicieron posible que el día de la boda del príncipe Felipe las campanas de la madrileña Catedral de la Almudena sonasen con timbre gallego. Son fabricantes de campanas. Enrique López García es heredero de un oficio singular, que comparte con su padre. Su empresa, Sucesores de Hermanos Ocampo Artesanos Campaneros, es la última en Galicia de lo que, en el pasado, fue una industria señera.

Desde el XVII este taller diseña y fabrica campanas en Caldas de Reis, pero antes, "desde 1630 realizaba esta labor en Arcos da Condesa", recuerda López. "Lo cierto es que la tradición se remonta mucho más atrás. Antes estos elementos sonoros se fabricaban sobre el terreno, en el lugar concreto del pedido", asegura el campanero, quien recuerda que los artesanos se juntaban en una aldea, montaban un horno y hacían las campanas para todas las parroquias colindantes. "Luego recogían los bártulos y se trasladaban a otro lugar a seguir trabajando. Los campaneros eran auténticos nómadas".

Desde 1630, el taller se estableció en Caldas y, aunque se trata de un oficio con mucha historia, admite ignorar cómo en su familia llegaron a ser campaneros y se convirtió en tradición: "Siempre ha sido así", señala.

"Los conocimientos y la forma de construir las campanas van pasando de padre a hijo y de generación en generación. Se lleva en la sangre. Si te crías en medio del taller, jugando con barro, cuando te das cuenta ya sabes hacerlo y es a lo que dedicas tu vida".

Enrique López comparte desde hace 10 años, cuando tenía 20, el oficio con su padre, le gusta su trabajo y no cree que exista un secreto especial. "Desconozco si nuestra técnica de construir campanas es muy diferente a la de otros campaneros de España, aunque seguro que varía el espesor, diámetros, o las aleaciones del metal. Cada taller tendrá sus características. A nosotros desde luego con las nuestras nos ha ido muy bien".

Y es que apenas ha cambiado la forma de construir una campana desde el siglo XVII hasta hoy. "Seguimos haciendo los moldes en barro y como mucho hemos añadido un taladro para hacer un agujero si hace falta, pero poco más". El horno sigue siendo a leña y se siguen enterrando las campanas.

Secado de los moldes

Pero ¿cómo se construye una campana? Enrique desvela que por lo menos, se tarda tres meses en hacerla. El proceso se inicia con la creación de tres moldes de barro, uno encima de otro, superpuestos, sin que se peguen. Ya secos, que es el proceso de mayor duración, se separan.

El contenido intermedio se rompe y se tira, y se vuelven a unir el primero y el tercero. "Así queda un espacio en el medio que se llenará de bronce", material que se trae desde Cataluña, donde les preparan el tipo de aleación requerida. "Es muy importante que sea la que nosotros usamos siempre, porque es nuestra marca personal. Solamente admitimos que sea de cobre y estaño".

López asegura que esa aleación es uno de los elementos que le dan a sus campanas una especial sonoridad al repicar. "El bronce admite muchos metales, se le puede añadir plomo, por ejemplo, y la campana ganará en peso, pero no sonará igual". El secreto es utilizar, como hace cuatro siglos, tres materiales: barro, bronce y leña.

Una vez fundida, queda lo más importante: colocarla en la torre de la iglesia. "Hay campanas que se instalan muy fácilmente, pero otras tienen su complicación". Y es que el peso medio de cada una es, en Galicia, de 150 kilos, aproximadamente y algunas llegan a pesar dos toneladas, relata.

En catedrales

La Catedral de Santiago o la de La Almudena (Madrid) son algunos de los templos más emblemáticos en los que repican campanas del taller de Caldas, que también envió alguna a México .

DE SOLA, Juan / EFE

El Correo Gallego (21-01-2008)

  • MADRID: Campanas, campaneros y toques
  • SANTIAGO DE COMPOSTELA: Campanas, campaneros y toques
  • OCAMPO ARTESANOS CAMPANEROS (ARCOS DA CONDESA) (CALDAS DE REIS) : Inventario de campanas
  • OCAMPO ARTESANOS CAMPANEROS (ARCOS DA CONDESA) (CALDAS DE REIS) : intervenciones
  • Fabricación, fundición de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © El Correo Gallego (2008)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 24-04-2017
    Convertir a PDF