VILLAR, Carmen - Al fin doblan (todas) las campanas

Al fin doblan (todas) las campanas

La catedral de Santiago completa la recuperación de su campanario - Prima Bárbara vuelve a sonar tras dos décadas

"Francisco de Palacio me hizo", revela Prima Bárbara en una inscripción, en la que tampoco tiene reparos en confesar su edad: se fundió en 1734. Lo que no cuenta es que en 1997 una réplica la sustituía en el conjunto de campanas monumentales de la Torre Sur de la catedral de Santiago. Ahora, casi dos décadas después, su regreso redondea la restauración del conjunto.

Colocación de la campana Prima Bárbara, ayer, en Santiago - Autor: CATEDRAL DE SANTIAGO
Colocación de la campana Prima Bárbara, ayer, en Santiago - Autor: CATEDRAL DE SANTIAGO

Alba, llamada a coro, consagración, angelus, oración... En una jornada normal, las siete campanas de la Torre Sur de la catedral de Santiago, junto a sus hermanas más pequeñas del campanil, se turnaban y combinaban para marcar los tiempos del día y la liturgia con la ayuda de un campanero. Así era en tiempos pasados, pero ahora, a no ser en solemnidades, ya no se tocan de forma manual aunque las campanas vuelven a ser las mismas. Y desde ayer más que nunca. Porque la recuperación del conjunto, que finalizó en diciembre del año pasado, se redondeó ayer, como confirmaron fuentes de la seo, con la instalación de la campana Prima Bárbara original, que volverá a sonar casi dos décadas después de ser reemplazada por una copia en 1997.

La campana que permitirá que el templo recobre del todo su sonido original -cuando acaben los ensayos- vuelve a ejercer su función tras 19 años de pausa en los que estuvo expuesta en el claustro de la seo compostelana, hasta que las autoridades eclesiásticas decidieron reparar la grieta que la había inutilizado y para eso tuvieron que enviarla a Alemania. No es la más grande del conjunto, una prerrogativa que le corresponde a la conocida como Santiago o Mayor, que tiene un peso aproximado de 3.500 kilogramos y su diámetro supera los dos metros, pero es una de las consideradas monumentales: pesa alrededor de 670 kilogramos y tiene un metro de altura y cinco centímetros más de diámetro.

Prima Bárbara o María Bárbara o Santa Bárbara tiene una gemela, Prima Salomé, y comparte con ella un rasgo que la hace única, como explicó el antropólogo y campanero Frances Llop, quien realizó un minucioso estudio de cada una de las campanas: solamente esas dos pueden oscilar. De hecho, las dos "primas" se podían dejar invertidas, explica este especialista que el pasado diciembre destacaba que la catedral de Santiago "tiene la suerte de mantener las campanas antiguas, de manera que, con su restauración, estamos recuperando su sonoridad histórica".

La restauración del campanario de la Torre Sur se produjo en el marco de las obras de restauración de las torres de la fachada del Obradoiro. En el complejo proceso, explican desde la Fundación Catedral, se implicaron canteros, herreros y campaneros, y la meta era rescatar el sonido de las siete campanas -además de Prima Bárbara, Prima Salomé, Ánimas, San Luis, Fogo, Vacante y Santiago el Mayor-, que se había perdido en las últimas décadas por el mal estado de conservación del campanario.

VILLAR, Carmen

Faro de Vigo (22-09-2016)

  • SANTIAGO DE COMPOSTELA: Campanas, campaneros y toques
  • LLOP i BAYO, FRANCESC (VALÈNCIA) : Toques y otras actividades
  • Restauración de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Faro de Vigo (2016)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 24-09-2017
    Convertir a PDF