RAMÍREZ, Román - ¿Por quién doblan las campanas?

¿Por quién doblan las campanas?

A son de campana tañida. Se cumplieron ya dos años sin que se conozca el paradero de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, ni los responsables intelectuales ni las verdaderas causas de la desaparición de los jóvenes. En todo el país se da un empuje social para conocer la verdad. Las autoridades han mostrado la inutilidad para investigar, y eso está comprobado, desde su inicial “verdad histórica” que sugería que los estudiantes habían sido “infiltrados” por la delincuencia organizada, y así justificar su desaparición.

Toque de duelo. Criminalizar a las víctimas es práctica común de las fiscalías y procuradurías, cuando la presión de la opinión pública crece por un crimen de alto impacto, o para cubrir sus ineficiencias.

El fiscal de Veracruz estableció que los sacerdotes asesinados con varios impactos de bala, amarrados y abandonados a un lado de la carretera “habían convivido e ingerido licor con sus victimarios por varias horas en las oficinas de la parroquia”. Afirmó el fiscal que fue “una reunión que se descompuso y se salió de control”. Este mismo fiscal, Luis Ángel Bravo, dio la versión de que la joven Daphne, violada por cuatro jóvenes, conocía a los violadores y aceptó salir con ellos.

Es una práctica lamentable que las instituciones encargadas de la procuración de justicia en México criminalicen a las víctimas. Desvían la atención culpando a las víctimas, sin hacer investigaciones ni peritajes de ley. Apuntan hacia las personas agredidas con frases como “conocía y convivía con su agresor”. Así le atribuyen culpabilidad de su propio asesinato. Intentado concluir, con un “él se lo buscó”

Toque de agonías. Enrique Ochoa Reza, presidente nacional del PRI, recibió una jugosa liquidación de un millón 206 mil pesos, por un trabajo de dos años y 155 días como director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). El Manual de Servidores Públicos de Mando los indemniza como si hubieran sido despedidos, y se le considera como “bono de marcha”. El manual establece que debe recibir 120 días de su salario integrado, más 55 días por cada año de servicio, y además los 310 días correspondientes a la parte proporcional de los días excedentes. Ante los cuestionamientos que hace la sociedad por estos jugosos salarios y premios, en un país tan empobrecido, la burocracia dorada siempre dirá que “es completamente legal, conforme a la norma”.

Fumándonos un cigarrito de hoja, a la Jacinto Cenobio, podemos señalar que “por más legal que parezca, esto siempre será inmoral y una cabronada de político”.

Toque de jolgorio. Campanas al vuelo, la Romería de la Virgen de Zapopan ya es patrimonio intangible del municipio zapopano. Es una tradición de 325 años de celebrarse en la Zona Metropolitana de Guadalajara. Es un patrimonio cultural intangible debido a la cantidad de personas que participan en ella, así como las expresiones culturales que convergen en la misma, como la danza que se transmite de una generación a otra.

Es una de las tradiciones más antiguas de los habitantes de esta tierra, de su identidad y pertenencia, de cómo a pesar de diversas presiones que en el tiempo se hicieron contra esta tradición, se ha mantenido, aunque ha variado su nombre, la fecha y la ruta. Aunque tarde algunos años, se buscará que la Romería sea declarada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) como patrimonio intangible de la humanidad.

RAMÍREZ, Román
El Diario NTR Guadalajara 28-09-2016)

  • ZAPOPAN: Campanas, campaneros y toques
  • Campanas (historia general y tópicos): Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © El Diario NTR Guadalajara (2016)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 17-12-2017
    Convertir a PDF