AVILÉS, Freddy - Del libro al cine: El jorobado de Notre Dame

Del libro al cine: El jorobado de Notre Dame

Foto123461

Gina Lollobrigida y Anthony Quinn, en el filme El jorobado de Notre Dame, basado en la novela homónima de Víctor Hugo.

Detrás de la fealdad se pueden esconder los rasgos y sentimientos más hermosos, como el amor, la piedad y la solidaridad, en contraposición de algunos que se vanaglorían de ser normales y que solo siembran maldad y crueldad.

Cuando Víctor Hugo escribió en 1831 su novela El jorobado de Notre Dame, se estaba refiriendo a estas cualidades y lanzaba sus críticas muy agudas a ciertos sectores de la sociedad que se consideraban guardianes de la moral y el orden.

En esta hermosa novela, una de las más bellas expresiones del romanticismo francés, Hugo ensalza la deforme figura de Cuasimodo, un ser dotado de ternura pero rechazado por su apariencia que ejerce de campanero de la iglesia de Notre Dame de París, y que es protegido por el siniestro sacerdote Frollo. El objeto de devoción del contrahecho Cuasimodo es la bella gitana Esmeralda, que será víctima de las intrigas del inicuo sacerdote.

Los hechos ambientados en el siglo XV, durante la Edad Media, son descritos con rigurosidad y maestría por la pluma del autor, convirtiéndola en un clásico de la literatura universal, por eso su estilo en esta novela adopta fuertes dosis de tenebrosidad.

Su adaptación al cine ha sido diversa, pero merecen destacarse algunas de estas producciones que han logrado llevar la magia que destilan las páginas de la novela, sobre un tiempo pretérito que yace sepultado entre los polvos de la historia.

El primer intento serio de hacer una megaproducción sobre esta obra estuvo a cargo de Carl Laemmle Sr., dueño de los estudios Universal, que al igual que haría con el Fantasma de la ópera, reconstruirá detalladamente la estructura de la monumental catedral parisina, eligiendo como director de esta versión El jorobado de Notre Dame (1925) a Wallace Worsley.

Aunque esta cinta ha sufrido el desgaste del paso del tiempo, especialmente en la dirección, teniendo escenas malogradas, el mérito se lo lleva su actor principal, el genial Lon Chaney, que logró una de sus grandes interpretaciones, incluso para reflejar de manera realista el sufrimiento del personaje, utilizó un maquillaje especial y se pondría en la espalda una joroba de goma de 22 kilos.

En 1939, un pequeño estudio como RKO, especializado en cintas de bajo presupuesto, realizó una de las mejores versiones de esta historia, titulada Esmeralda, la zíngara, dirigida por el artesano William Dieterle y protagonizada por Charles Laughton y Maureen O’hara.

El papel de Cuasimodo es un reto para cualquier actor que quiera demostrar su versatilidad y en este personaje la actuación de Laughton es magistral, opacando incluso la de Chaney. Solo él ha logrado reflejar toda la ternura que desborda el personaje en la novela original, la cinta tuvo dos nominaciones al Oscar, pero extrañamente no en la categoría de Mejor actor, otra de las típicas injusticias de la Academia.

Otra de las versiones populares basadas en el libro es la de 1956, dirigida por Jean Delanoy y protagonizada por Anthony Quinn y Gina Lollobrigida. Es destacada la interpretación de Quinn y las escenas finales son realizadas con bastante acierto.

Y como siempre no podría faltar la adaptación animada realizada por Disney en 1996, con fondo musical incluido.

AVILÉS, Freddy

El Universo (20-04-2012)

  • HORCAJO DE SANTIAGO: Campanas, campaneros y toques
  • Restauración de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © El Universo (2012)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 28-03-2017
    Convertir a PDF