AVILA, Manuel - Campaneros de mi pueblo

Campaneros de mi pueblo

Campaneros de mi pueblo - Autor: AVILA, Manuel
Campaneros de mi pueblo - Autor: AVILA, Manuel

Los Robles es un pueblo de Margarita donde la Iglesia Nuestra Señora del Pilar tiene un campanario histórico donde Urbano, Pitoco, Chu Ramón y Daniela mantuvieron por largo tiempo el control espacial y espiritual de este espacio sembrado a los pies del Cerro de La Ermita. Ese Campanario de Los Robles que data desde época de la colonia ha sido el resonador que ha puesto a vibrar a ese espacio con sus sonidos de badajo que imitaban al cambur pintón, banana madura y cualquier muestra inteligible que los oídos de los hombres asociaban a cualquier sonido del tarareo marcial, religioso o musical. Esa era la función de quienes en unión sacramental con el cura del momento hacían una especie de sociedad invisible que permitía a los comensales del templo seguir teniendo a la iglesia católica como el espacio más importante de su vida.

El campanario y el campanero formaban una especie de simbiosis que era visto por los feligreses como un dibujo hecho por Dios para sellar la amistad y para que le sirvieran a la comunidad y a la iglesia en cada segundo de su vida. Y era que los campaneros eran parte importante del pueblo porque desde ahí se anunciaban hasta los estados de alarma por un ciclón, una tormenta, un maremoto o un temblor de alta intensidad, pero también anunciaba muerto en el pueblo, aniversario de alguien, funeral o cualquier festividad como las fiestas patronales del pueblo. A falta de un reloj como las grandes catedrales le correspondió a Urbano, Pitoco y Daniela sonar las tres horas clásicas del tiempo como las 6 am, las 12 m y las 6 pm, pues muchos

Al primero en la lista Urbano que dicen ha sido el mejor campanero de Los Robles lo vieron llegar un día por los altos de la Otra Sabana y ningún poblador supo cómo llegó a este pueblo, ni nadie supo nunca de dónde vino, pero se quedó en este pueblo como dueño y señor del Campanario de Los Robles y de la agenda del párroco del momento, pues sabía de memoria los horarios de la misas, el santoral de cada mes, los funerales, los actos de comunión, los días de catecismo y hasta las comuniones.

Por eso Urbano cuando el primo Miguel Avila le entregó el mando del Campanario se convirtió en un centinela que custodiaría con celo la entrada a este espacio sagrado de la religiosidad, porque ese flaco como un hilo y de pelo canoso que tambaleaba al caminar decía “ese campanario es mío” y hasta llegó a poner quejas con el Jefe Civil Pedro Velásquez para que citaran a cualquier muchacho de la época que bajo una jumera se atrevió a tocar las perlas de Urbano.

Después vino Pitoco el hermano de Fina e hijo de Polo que con su vestir vitoqueado hizo estragos entre las mujeres de Los Robles. Ante la desaparición física de Urbano correspondió al “Popular Pitoco” asumir las riendas del campanario roblero y fue aprendiendo sobre la marcha, hasta el punto que muchos sostenían que tocaba las campanas mejor que Urbano. Eso fue un tema de discusión en más de una oportunidad bajo los efectos de las bebidas espirituosas o en cualquier festividad pueblerina. Muchos años tuvo Pitoco en el oficio de Campanero de Los Robles y cuando apareció la posibilidad del histórico Bar La Gloria, hasta ahí llegó el compromiso de Pitoco con los dobles y redobles.

Con Chu Ramón se mejoró la técnica del doble y el repique porque el hijo de Ursulina tocaba y bailaba el merequetén hasta el punto que se convirtió en un espectáculo para los robleros que subían al campanario para verlo disfrutar de ese ritual de las campanadas. Pero Chu Ramón casi terminó en cura porque muchas fueron las misas que oficio a falta de párroco en el pueblo.

Después vino Daniel Murguey como Campanera porque hubo la necesidad de alguien que tocara las campanas y la casa de Pascuala que era la más cercana a ese espacio proyectó a la hija de Pascuala que junto a Florvidia fungieron por años de las custodias de la Pilarica de plata dorada. Quizás ese vínculo con la iglesia y con Pedro Simón hizo que Daniela aceptara el reto de ser campanera de su pueblo para ser la directora de orquesta de Los Robles por años.

AVILA, Manuel

Así es Margarita (18-01-2017)

  • MANEIRO: Campanas, campaneros y toques
  • Campaneros: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Así es Margarita (2017)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 21-11-2017
    Convertir a PDF