SERRANO, Álex - Firmas a favor de las campanas de San Nicolás

Firmas a favor de las campanas de San Nicolás

«Lo que molesta son las verbenas que monta Ribó en la plaza de la Virgen», indica Teresa Gascó, promotora de la búsqueda de rúbricas

Vecinos de la iglesia de San Nicolás en Valencia recogen apoyos en el barrio

Una mujer firma para que vuelvan las campanas - Autor: MONZÓ, Juanjo
Una mujer firma para que vuelvan las campanas - Autor: MONZÓ, Juanjo

En los barrios del Carmen y la Seu no se habla de otra cosa. En las panaderías, los ultramarinos y los supermercados, el silencio impuesto por el Ayuntamiento de Valencia a las campanas de la iglesia de San Nicolás (y a otras de la ciudad como San José de la Montaña, en la Petxina) es el tema estrella de conversación, animado ayer porque un grupo de vecinos, capitaneados por Teresa Gascó, comenzaron a recoger firmas para solicitar que las campanas vuelvan a sonar.

El punto neurálgico de esa recogida de firmas es la panadería Lourdes, situada en la misma calle Caballeros, muy cerca de la propia iglesia de San Nicolás. Allí dejó ayer Gascó las primeras hojas de firmas y, posteriormente, comenzó ella a recoger en persona apoyos en la calle. Desde el horno confirman que el barrio «se ha volcado en contra» de la decisión municipal, y la misma Gascó indica que están «todos muy indignados». «El sonido de las campanas siempre ha estado ahí y es súper bonito escucharlo», asegura esta vecina de la calle Mare Vella, que desemboca justo en San Nicolás.

«El barrio está degradado y sucio y eso sí que molesta, como las verbenas que monta Ribó en verano en la plaza de la Virgen», lamenta Gascó. «El sonido de las campanas me articula el día porque no es ruido», explica esta vecina, que reconoce tener problemas de audición y destaca el valor que para ella tenían las campanadas, que sonaban hasta tres veces al día.

Un paseo por el barrio del Carmen ayer por la tarde desvelaba que los vecinos, mayoritariamente, no entienden la prohibición municipal. «No molestaban a nadie», asegura Manuel, de 52 años. «No entiendo nada», señala su mujer, Clara, de 50. «El barrio tiene otros muchos problemas y a nadie le preocupaba lo de las campanas, será algún vecino respondón o alguien con problemas de sueño o que trabaje de noche», aventuraba.

De la misma opinión es Roberto Inda, que vive en el barrio del Carmen desde que nació, como indica en varias ocasiones, hace ahora 72 años. Firma en la hoja situada en la panadería mientras proclama: «Con lo sucio que está el Carmen, con la cantidad de problemas que tenemos para dormir por la noche... y la gente se preocupa por unas campanas».

Otros templos afectados

Lo cierto es que sí hay un grupo de vecinos que ha presentado quejas para que determinados campanarios del centro histórico enmudezcan. Es el caso de los Santos Juanes. El Ayuntamiento confirmó ayer haber recibido quejas vecinales por las molestias provocadas por las campanas de la iglesia del Mercat pero matizan que cuando acudieron a hacer las mediciones correspondientes para comprobar los niveles sonoros de las campanas las encontraron estropeadas y, por tanto, no han emitido resolución alguna.

Toni Casola, presidente de la Asociación de Vecinos Amics del Carme, confirmó que su entidad está en conversaciones con responsables de la iglesia de la Santa Cruz, en la plaza del Carmen, para que dejen de repicar las campanas cada hora. «Lo hacen de 8 a 22 horas y queremos que lo hagan sólo cuando llamen a misa o haya fiesta», explicó Casola, que aseguró que está a la espera de la respuesta del sacerdote de la iglesia antes de presentar más quejas.

SERRANO, Álex

Las Provincias (31-01-2017)

  • VALÈNCIA: Campanas, campaneros y toques
  • Ruido y denuncias: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Las Provincias (2017)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 23-11-2017
    Convertir a PDF