GARCÍA, Moisés - El Campanero, un puente sin río, ícono de la ciudad

El Campanero, un puente sin río, ícono de la ciudad

La calle del Campanero no cambia a través de los años
La calle del Campanero no cambia a través de los años

La ciudad de Gunajuato cuenta con un sinnúmero de puentes que se construyeron para salvar los afluentes que separaban los cerros, sin embargo existe uno que es “la excepción a la regla”, como dicen por ahí.

Ubicado a un lado de la Cuesta del Tecolote, sitio por donde bajó el Padre de la Patria, don Miguel Hidalgo y Costilla y su ejército insurgente un 28 de septiembre de 1810 para tomar la ciudad, el puente del Campanero se ha convertido en un símbolo de Guanajuato, no sólo por su atractivo histórico-arquitectónico sino también por su característica ubicación, ya que por este se accede desde la acera de enfrente a una de las casonas viejas del centro de la ciudad, hoy un famoso restaurante.

Se trata de un atavío visible al lado de la Cuesta, que desde su creación conecta el Tecolote con la calle del Campanero y pese a las creencias, este no es uno de esos puentes realizados en la ciudad sobre lo que anteriormente fue algún río, sino que se hizo con el objetivo de facilitar el paso de los carruajes que llegaban a la ciudad, allá por el año de 1844.

Según lo narran los libros de historia, en ese año la pendiente del Campanero fue reducida casi dos metros, distancia que se aumentó en 1878, cuando se rebaja otro tanto, dejando las puertas de la casa de don Mariano Vallejo Balbuena a una altura considerable, por lo que fue necesario construir el puente que hoy en día sobresale en la calle.

Se trata de un singular puente de cantera de pequeñas dimensiones que conectaba dos casas por medio de una ventana y que se cree en algún tiempo perteneció también al intendente Juan Antonio de Riaño, conocido por haber sufrido la derrota ante el ejército insurgente que comandaba Hidalgo y Costilla.

El puente fue casi derruido en su totalidad en 1984 cuando una de las grúas utilizadas por las empresas mineras de la ciudad chocó contra este, motivo por el que tuvo que ser rehabilitado por manos expertas, trabajadores que lograron reubicar piedra por piedra y devolverle esa belleza que hoy en día luce, mismo que se ha convertido en un sitio obligado para visitar en la ciudad ya que hoy en día ofrece a los turistas la oportunidad de disfrutar de un café o de una buena comida desde este inmueble, testigo mudo de la historia de la ciudad.

La calle del Campanero y este puente reciben su nombre de la persona que anteriormente, según la costumbre de aquella época, tocaba una campana para anunciar que se acercaban los carruajes a la zona y de esta forma evitar que algún despistado sufriera accidentes.

GARCÍA, Moisés

El Sol de León (08-03-2017)

  • GUANAJUATO: Campanas, campaneros y toques
  • Campaneros: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © El Sol de León (2017)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 16-12-2017
    Convertir a PDF