CARRERA, David - Roban una de las campanas de Duález

Roban una de las campanas de Duález

El párroco de la iglesia denuncia la desaparición de este instrumento sonoro de bronce y más de 60 kilos de peso

La iglesia de Duález lleva ya varios días sin una de sus dos campanas - Autor: PALOMEQUE, Luis / EL DIARIO MONTAÑÉS
La iglesia de Duález lleva ya varios días sin una de sus dos campanas - Autor: PALOMEQUE, Luis / EL DIARIO MONTAÑÉS

Los ladrones se llevaron de madrugada ya hace unos días una de las dos campanas de la la iglesia de Duález. Del instrumento sonoro únicamente dejaron la estructura sobre la que gira cuando se avisa de los oficios religiosos. El párroco, José María Díaz, denunció la sustracción de la campana de mayor tamaño de las dos que hay sobre la iglesia, de bronce y de unos 60 kilos de peso. Resignado, el cura dice que «ahora, de momento nos arreglamos con la pequeña». Pero, «no es lo mismo, no suena igual que la que nos han llevado», lamenta. El párroco de la iglesia es el que descubrió el robo y cuya investigación, tras la correspondiente denuncia, ya está en manos de la Policía Nacional, que busca en las chatarrerías de la comarca para seguir la pista de la campana sustraída.

José María Díaz se muestra extrañado por el suceso porque «Duález es un pueblo muy tranquilo y pequeño en el que nos conocemos todos, por lo que creemos que haya podido ser alguien de fuera que se la ha llevado para venderla al peso». Asimismo, reconoce que el acceso al campanario no es fácil aunque «con ayuda de una escalera se puede llegar aunque han tenido que hacer un gran esfuerzo para cargarla».

Robo limpio y sin ruido

La Policía cree que en la «operación» tuvieron que participar varias personas debido al peso de la campana (más de 60 kilos). Todo apunta a que se sirvieron de un camión para poder descender la campana y trasladarla hasta un lugar desconocido. Sin pistas porque ningún vecino escuchó nada, los ladrones aprovecharon la oscuridad de la noche para apoderarse de la campana. Cuando el párroco echó en falta el instrumento y la Policía se personó en el lugar no se encontró nada que pueda ayudar a desvelar lo ocurrido. Está claro que los cacos actuaron a salvo de miradas indiscretas porque la iglesia se encuentra sin apenas casas a su alrededor, solo la noche como testigo. Un robo limpio y sin ruido.

Los ladrones únicamente querían apropiarse de la campana, dejando los anclajes que sujetan al instrumento sonoro en su sitio adosado a los muros del campanario. Para perpetrar el robo solo tuvieron que subir a lo alto del templo que según el cura «se puede hacer por el propio tejado de la iglesia aunque como son tejas hay que tener mucho cuidado para no caerse».

El párroco relata que hace unos días al elevar la mirada se dio cuenta de que uno de los espacios de la espadaña estaba vacío. Inmediatamente subió al campanario mientras no daba crédito a lo que estaba viendo. O mejor dicho a lo que no veía. Del hueco había desaparecido la campana, fundida con bronce fino debido a su toque sonoro.

CARRERA, David

El Diario Montañés (07-07-2016)

  • TORRELAVEGA: Campanas, campaneros y toques
  • Destrucciones de campanarios y campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © El Diario Montañés (2016)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 26-09-2017
    Convertir a PDF