GUERRERO, Ana - Un diálogo de campanas se escuchó en el Centro de Quito

Un diálogo de campanas se escuchó en el Centro de Quito

Un diálogo de campanas se escuchó en el Centro de Quito - Autor: LAGLA, ALfredo / EL COMERCIO
Un diálogo de campanas se escuchó en el Centro de Quito - Autor: LAGLA, ALfredo / EL COMERCIO

Las campanas de las Agustinas y las Carmelitas dieron la señal de partida. Fueron las primeras en repicar en el inicio del festejo por los 39 años de la declaratoria de Quito como Patrimonio Cultural de la Humanidad, por parte de la Unesco.

'Paseo de la escucha, diálogo de campanas' se denominó al evento con el que arrancó la noche de este 2 de septiembre del 2017 para la celebración, que durará una semana.

Los bronces, como las llamó el director del concierto, el músico español Llorenç Barber, son parte del patrimonio sonoro de la capital. La noche de este sábado, 22 de estas, en el Centro Histórico, dieron un concierto.

El evento, antes del primer repique, empezó con un reconocimiento a la Cooperación Española, quien contribuyó a la restauración de 31 campanas de Quito. En este participó la directora del Instituto Metropolitano de Patrimonio, Angélica Arias; el embajador de España en Ecuador, Carlos Abella y de Arístegui; el maestro Barber, entre otras personalidades.

Quito está hecha para sonar campanas, por la orografía, urbanismo y la calidad de los bronces, exclamó el músico. Él, junto a la directora musical del concierto, Montserrat Palacios, capacitaron a cerca de 30 personas, incluidas las religiosas Carmelitas y de Santa Catalina.

El repique de las campanas se realizó por los 39 años de la declaratoria de Quito como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Con el sonido de las campanas, a las 20:00, empezó una suerte de romería que salió desde la sede del Instituto, en la García Moreno y Manabí. A lo lejos se escuchaban los bronces de las Agustinas, en lo alto del barrio San Juan.

Apenas a unos metros, en la calle Olmedo, cuatro religiosas, anunció Barber, eran las encargadas de las tonadas. Lo hicieron por menos de 10 minutos. Aún no terminaba la participación de las Carmelitas y ya se advertían los primeros repiques en San Agustín.

En los campanarios de la iglesia de la calle Chille, los músicos usaban también varillas para generar los sonidos.

En el recorrido estaba el padre Tito Heredia, párroco de San Marcos, quien durante 30 años ha tocado campanas, comentó que cada una tiene voz propia y se sabe cuando es la de La Catedral, San Marcos...

Al llegar a Santa Catalina, los sonidos se volvieron más suaves y desde los bajos del monasterio se podía observar a las religiosas. Una de ellas se animó a saludar al público y la ovación fue general.

El diálogo de campanas continuó hasta Santo Domingo. Antes de que los asistentes llegaran a la plaza, empezó su solo. Una vez este término, el diálogo se hizo más evidente. Unas más fuertes y otras más distantes, pero las campanas de las cinco iglesias se hicieron escuchar.

Al final del recorrido, que duró cerca de una hora, en el patio del convento de Santo Domingo, se develó una placa en reconocimiento a la cooperación de España con la conservación del patrimonio quiteño.

GUERRERO, Ana

(03-09-2017)

  • SAN FRANCISCO DE QUITO: Campanas, campaneros y toques
  • BARBER, LLORENÇ: Toques y otras actividades
  • PALACIOS, MONTSERRAT: Otras actividades
  • Conciertos de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 21-09-2017
    Convertir a PDF