ICAL - Un centenar de personas podrá acceder cada día a la torre de la catedral cuatro siglos después

Un centenar de personas podrá acceder cada día a la torre de la catedral cuatro siglos después

Las visitas, que tendrán una duración de 90 minutos, recorrerán tres niveles donde se verán un audiovisual sobre su historia, la casa del campanero y las vistas desde el campanario, a más de 70 metros de altura

Torre de la Catedral de Segovia - Autor: ICAL
Torre de la Catedral de Segovia - Autor: ICAL

La torre de la catedral de Segovia, la más alta de España hasta que un incendio la destruyó hace 400 años, se convertirá en uno de los atractivos turísticos más de la ciudad del acueducto. Cuatro siglos después del histórico fuego, el cabildo ha acondicionado este edificio para que pueda ser visitable, aunque las complicaciones de acceso solo permitirán que 105 personas la visiten cada día. Durante la inauguración, el obispo segoviano, Ángel Rubio, destacó que en este caso se unen dos aspectos muy importantes, “el culto y la cultura”, porque “arte y fe no son incompatibles, todo lo contrario”.

“Me alegro mucho de participar en este acontecimiento”, destacó el prelado, que felicitó al cabildo por conseguir “esta meta” y lograr “que llegue este día de historia para la catedral y para dejar constancia de que fe y cultura son inseparables”. Rubio estuvo acompañado en la presentación por el deán de la seo, Ángel García Rivilla, y José Gómez, uno de los miembros de la comisión que se ha encargado de la musealización. Rivilla, en declaraciones recogidas por Ical, recordó que este proyecto surge en 2003 tras la finalización de las obras de rehabilitación que se ejecutaron en el inmueble y resaltó la importancia que tenía cuando se construyó, “porque era la que marcaba el ritmo de la ciudad con sus distintos toques y sonidos”.

La torre pertenece al primer periodo constructivo del templo y se levantó en 38 años, desde 1530 a 1568. Sus primeras trazas fueron dadas por el maestro de obras Juan Gil de Hontañón, quien al fallecer en abril de 1526 dejó en manos de su hijo Rodrigo Gil de Hontañón y el aparejador García de Cubillas la traza definitiva, con 108 metros y un chapitel de 25 -80 pies- que la convertía en la más alta de España.

José Gómez incidió en que el acceso a este espacio está limitado, porque hay que ascender a través de una escalera de caracol con 190 escalones para poder llegar al campanario, a unos 70 metros de altura. Los primeros setenta peldaños llevan al visitante a una sala donde se proyecta un audiovisual que evoca lo que fue la tragedia del incendio y su posterior rehabilitación.

Otros 63 peldaños más terminan en la casa del campanero, distribuida en dos niveles, donde se pueden ver las habitaciones y la cocina, así como el lugar desde donde se manejaban las campanas a través de cuerdas “según el tiempo y las circunstancias”, como explicó Gómez, que detalló que en otra de las salas se encuentra un reloj de 1882, traído de Estrasburgo, que está en funcionamiento. Esta vivienda estuvo habitada hasta los años 50 por el señor Miguel, según recordó Rivilla, y conserva muchas piezas de la cocina.

Campanas de cinco siglos

Por último, el visitante sale al aire libre tras superar otros 67 peldaños, donde le esperan una vistas únicas de la ciudad del acueducto y diez campanas, cada una de ellas con su nombre, su peso y su fecha de construcción, ya que hay piezas de cinco siglos diferentes. El deán de la catedral puntualizó que, pese al deterioro sufrido con el paso del tiempo, todas funcionan y una empresa de Cáceres se encarga de su mantenimiento. Algunos visitantes podrán disfrutar 'in situ' de su sonido si la subida a la torre coincide con momentos en los que tocan.

Además, detalló que las campanas van desde los 1.500 kilos de la que marca las horas colocada en lo más alto de la torre y que no se puede visitar a los 300 de la más pequeña. El nombre de cada una de ellas tiene su explicación. Por ejemplo, la sermonera era la que tocaba cuando había un sermón o la que anunciaba las tormentas, que se llama San Nicolás. El resto llevan por nombre Santa Bárbara, Menos Cuarto o Cimbalillo, El Becerro, Esquilón para Entierros, La Purísima, María de la Paz, La Mediana y La Fuencisla.

Aunque la torre mide en total 88 metros, los turistas solo podrán subir unos setenta, ya que el acceso no se ha habilitado en el último nivel, las ocho bolas y el chapitel. José Gómez explicó que esta zona “exige unas medidas de seguridad que de momento no son viables”. “Por parte del cabildo no estamos cerrados a que se abra, pero eso hay que estudiarlo, porque ese tramo tiene dificultades especiales, ya que el ancho del peldaño se estrecha, hay que estar muy en forma física para subir los 319 que hay hasta arriba y una vez que se llega al nivel hay que ir casi de costado por la balaustrada para poder pasar”, señaló.

Creación de empleo

Los visitantes podrán acceder a la torre de la 'dama de las catedrales' en grupos de 35 personas todos los días, incluidos los fines de semana, en tres turnos: a las 10, a las 12 y a las 16 horas. Rivilla matizó que algunas de ellas serán guiadas e informó de que la entrada tendrá un coste de cinco euros, aunque si es con la catedral será de siete. “La torre ha sido una inversión muy importante que hay que ir recuperando poco a poco”, destacó. Además, también habrá un sistema de reservas dos días antes y un blog sobre este nuevo atractivo turístico.

El cabildo ha financiado íntegramente esta musealización con una inversión de 50.000 euros, que también ha permitido crear un puesto de trabajo. “Ahora, con el dinero de las entradas seguiremos adelante con los proyectos de mejora de la oferta cultural y religiosa”, concluyó el deán de la catedral, que indicó que en diciembre realizarán un balance de las distintas iniciativas puestas en marcha.

ICAL

Diario de Valladolid (03-10-2014)

  • SEGOVIA: Campanas, campaneros y toques
  • Campanarios: Bibliografía
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía
  • Visitas a campanarios: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Diario de Valladolid (2014)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 17-10-2017
    Convertir a PDF