PONCE, Carlos - Tensión vecinal en Cangas por el ruido de las campanas de la iglesia

Tensión vecinal en Cangas por el ruido de las campanas de la iglesia

El Concello medirá los decibelios para comprobar si se ajustan a la normativa


Tensión vecinal en Cangas por el ruido de las campanas de la iglesia - Autor: GIL, Xoán Carlos / LA VOZ DE GALICIA

Las campanas de la excolegiata de Cangas llevan sonando tres veces al día desde hace siglos. Generaciones y generaciones de vecinos del casco viejo han vivido con ese característico sonido religioso. Innumerables párrocos pasaron por la iglesia canguesa manteniendo la tradición y sin variar la frecuencia de las campanadas. Pero en los últimos años y, de forma más acentuada en los últimos meses, el Concello ha comenzado a recibir quejas vecinales que denuncian que el sonido de las campanas es demasiado alto y que afecta al descanso.

El párroco, Severo Lobato, no entiende el revuelo que se ha armado. «Es cierto que hay alguna gente que ha ido a quejarse al Concello, pero todos los feligreses quieren las campanas. Por aquí nadie ha venido a protestar y ninguna de las personas que acuden habitualmente a la iglesia tienen ningún problema con esto, sino todo lo contrario», asegura el sacerdote.

El gobierno municipal ha decidido interceder en el conflicto. Ante las quejas presentadas en el Concello, el alcalde de Cangas ha ordenado a la empresa contratada para medir los ruidos que acuda en los próximos días a la excolegiata para calibrar los decibelios y comprobar que no se está incumpliendo la normativa de contaminación acústica. «Houbo de xeito continuado queixas por escrito, polo que decidimos enviar a empresa que temos contratada para medir os decibelios. Se comproba que se incumple a normativa, enviaremos un requerimento á Igrexa para que actúe», asegura el alcalde de Cangas, Xosé Manuel Pazos.

«Que vengan a medir lo que quieran. Hay otras cosas que hacen mucho más ruido», asegura el sacerdote de Cangas, que recuerda que las campanas se tañen de forma manual y que por eso es falso que el volumen haya subido en los últimos meses, tal y como aseguran algunos vecinos.

El Concello ya ha comprobado, no obstante, que las campanas de la excolegiata cumplen con los horarios. Suenan a las 8.30, al mediodía y alrededor de las 19.00 horas. Todas las campanadas son con motivos religiosos, habitualmente para hacer un llamamiento a las misas diarias. De forma excepcional, suenan para anunciar el funeral de algún vecino fallecido.

Muchos de los vecinos que viven en la zona han mostrado su apoyo incondicional al párroco. La feligresa Josefina Rial, por ejemplo, acude a habitualmente a las liturgias religiosas y vive cerca de la excolegiata. Defiende que «el sonido no molesta para nada». Asegura que las quejas provienen de «una minoría».

Otros vecinos aseguran que muchos de los que se quejan ni siquiera son naturales de Cangas. Creen que el único motivo de su malestar es que algunos trabajan de noche y que las campanas anunciando la misa de la mañana, que suenan a las 8.30, les despiertan tras de la jornada laboral. La mayoría apoyan al sacerdote.

Los vecinos ya silenciaron el reloj de Abanca, con el que sonaba «Negra Sombra»

No es la primera vez que algunos vecinos del casco viejo de Cangas se movilizan por el ruido. Cuando las quejas vecinales empezaron a aflorar, sin previo aviso, el reloj de Abanca, que daba las horas puntualmente, dejó de sonar. Muchos lo celebraron, porque no entendían que, en ocasiones, se superpusiesen el sonido de dicho reloj y el de las campanas de la excolegiata, provocando una mezcla extraña de ruido en las calles del casco viejo.

Pero lo que más celebraron fue que dejase de sonar una versión musical de Negra Sombra, todos los días a las 22.00 horas. «Era un gran estorbo. Muchas personas se van a dormir antes de esa hora y no podían coger el sueño por culpa de Negra Sombra. Además, cuando le moría algún ser querido a alguna de las personas que viven cerca, escuchar esta histórica pieza de la cultura gallega les ponía todavía más tristes», asegura un vecino del casco viejo, que prefiere no dejar su nombre porque asegura que existe tensión entre los detractores de las campanadas y del resto de ruidos y los que muestran su apoyo incondicional al párroco. Ahora, solo suenan tres veces al día las campanas de la iglesia. Y muchos lo agradecen.

PONCE, Carlos

La Voz de Galicia (08-12-2017)

  • CANGAS: Campanas, campaneros y toques
  • Ruido y denuncias: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © La Voz de Galicia (2017)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 25-06-2018
    Convertir a PDF