MARTÍNEZ ROIG, Eliseo - Las campanas del Brosquil de Cullera. Usos y restauración

Las campanas del Brosquil de Cullera. Usos y restauración

Las campanas

El conjunto de campanas de este pequeño templo religioso ha evolucionado con el paso de los años. El principal cambio fue la incorporación de dos nuevos bronces a principios de los años noventa, concretamente en 1991.

Las necesidades litúrgicas hacían necesaria la presencia de una pequeña campana de señales para avisar a los vecinos y vecinas de las celebraciones religiosas. Comúnmente esta campana estaba dotada de un yugo o cabezal de madera que permitía su movimiento a medio vuelo, sin llegar a voltear completamente. Desde dentro del edificio y a través de una cuerda enganchada a una ballesta o palanca se accionaba la campana. Esta forma de tocar se repetía en ermitas y pequeños templos y suponía el toque tradicional.

Esta campana es anepígrafa, por lo que no podemos determinar con exactitud su procedencia, fundidor y año que fue fabricada. Tan solo consta de sencillos cordones en su superficie. Es, sin duda, el bronce más importante del conjunto, ya que es la campana original de la antigua espadaña.

Como síntoma del sentido de comunidad, representado a través de símbolos, en este caso sonoros, los vecinos y vecinas del Brosquil decidieron ampliar el número de campanas. Para ello, la antigua espadaña se sustituyó por otra. De un vano se pasó a tres para albergar dos campanas más. Salvador Manclús fundió en 1991 dos nuevas campanas, que son las siguientes:

La campana de menor tamaño (actual mediana) es de sencilla fabricación, sin especificar el fundidor y el año. Lleva una cruz y un corazón con cruz en su superficie. Podemos deducir que esta campana, por su perfil y factura, es del mismo fundidor y año que la campana mayor.

La campana mayor, fundida por Salvador Manclús en el año 1991 si nos cuenta algo de historia del Brosquil, ya que lleva escrito además de su advocación (San Vicente Ferrer) la siguiente frase: VECINOS DEL BROSQUIL / Y SU PÁRROCO / FRAY JAVIER PONS. Una campana mandada fundir por la comunidad.

En el mismo año en que estas dos nuevas campanas llegaron al Brosquil, a la nueva espadaña del templo, se instalan los contrapesos de hierro, típicos del fundidor, pero no se electrifican. Estos yugos son contraindicados, ya que emiten muchas más vibraciones a la fábrica del templo, modifican sustancialmente el sonido de las campanas (el sonido se vuelve más metálico) y ponen en riesgo de rotura los bronces, al cambiar la altura del eje de giro.

El uso de las campanas del Brosquil

Este sencillo y alegre conjunto de tres campanas responde a un uso festivo principalmente. El servicio religioso se centra en celebraciones de domingos y festivos, cuando la campana mayor es repicada (desde el interior del templo con una cuerda atada al badajo) con una sencilla señal para indicar estos actos litúrgicos.

Durante los meses de verano, se realiza eucaristía dominical (con la correspondiente señal repicada de la campana mayor) y el mismo Lunes de Pascua se celebra la festividad del titular, San Vicente Ferrer, una semana antes de lo establecido para no coincidir con las fiestas patronales de Cullera. Durante este día las campanas son volteadas por algunos vecinos, por algún voluntario o por algunos miembros de los “Campaners de la Catedral de València” que se desplazan hasta el Brosquil para participar de la fiesta. Quizás sea el único día del año en que las tres campanas voltean en conjunto. Para el volteo ha de subirse a la terraza del templo, desde donde se hacen girar las campanas sin cuerdas ni sogas, sino empujando a mano los contrapesos.

Estamos, por tanto, delante de un reducido uso de estas campanas, suponiendo así su sonido sinónimo de gran fiesta comunitaria. Los días en que estas campanas suenan marcan el tiempo festivo de esta comunidad y construyen así el ciclo diario y festivo.

Propuesta de restauración de las campanas

Para una objetiva restauración de este conjunto de campanas se tendrán en cuenta dos premisas básicas. Se deben restaurar los valores originales de los bienes y esto de se debe hacer atendiendo al uso actual de las campanas.

Empezando por la segunda premisa, su uso actual, descartaremos rotundamente cualquier electrificación parcial o total del conjunto. El uso de estas campanas significa la presencia real de la comunidad. Es decir, si estas campanas suenan y/o voltean quiere decir que la comunidad está reunida o se va a reunir en torno al templo para celebrar algún acto litúrgico o festivo. Por lo tanto si la comunidad no está presente, las campanas no suenan, y así ha de seguir siendo. Una electrificación supondría la suplantación de esa presencia real de vecinos y vecinas, además de ampliar innecesariamente los toques y la duración de los mismos, sin mencionar el alto coste que supondría.

Así pues, la restauración consistirá principalmente en la restitución de las instalaciones originales y tradicionales de las campanas.

En primer lugar se repondrán los contrapesos o yugos de madera, con perfil valenciano, y convergentes. Las campanas irán acopladas a los yugos a través de herrajes planos terminados en tornillería para su preciso ajuste. Además los herrajes que sujetan los ejes y demás serán regulables para ser ajustados cada cierto tiempo. Los ejes serán rectos, encastrados en la pared de la espadaña. Para el movimiento de las campanas, los ejes estarán montados en rodamientos autocentrantes que se sujetarán a soportes en la pared, dentro de ella como ya hemos mencionado. Estos yugos contarán en uno de sus dos lados de cigüeñales para que el volteo se pueda realizar desde el interior del templo a través de cuerdas.

Se construirá un badajo nuevo en hierro dulce para la campana más pequeña. En las otras dos campanas se utilizará el badajo existente. Todos los badajos serán atados a las asas internas de las campanas de forma tradicional, con cuerda de alta resistencia o cintas de cuero. Además se añadirán cables de acero de seguridad, que retendrían los badajos en caso de que se rompiesen o descolgasen.

Para compatibilizar el volteo y repique de la campana mayor, se construirá e instalará un martillo externo de tiro manual.

La limpieza de los bronces resultaría necesaria en caso de que la superficie de las campanas se viese afectada por capas de suciedad. En este caso no se considera realmente necesario, ya que las campanas se encuentran en buen estado de conservación. Bastará con una limpieza superficial sin necesidad de chorro de arena.

La intervención que supone añadir los cigüeñales a los yugos de madera responde a la facilitación del volteo desde el interior del templo por los vecinos y vecinas, ya que en ocasiones subir a la terraza supone un gran esfuerzo debido a la dificultad del acceso. Instalando estos elementos de volteo facilitamos su uso por cualquier persona desde el interior de la ermita.

Para llevar a cabo esta restauración será necesario intervenir en el techo del templo, realizando los agujeros necesarios para el paso de las cuerdas de volteo. Esta obra se realizará siguiendo las pautas necesarias por técnicos, asegurando la total impermeabilidad del techo.

Las labores de restauración serán realizadas por personal cualificado y especialista en instalación de campanas, siguiendo las pautas del presente proyecto y de las peticiones de la comunidad de vecinos y vecinas del Brosquil.

Proponemos para la construcción de los nuevos yugos de madera dos opciones. La primera que sean realizados por la misma empresa y técnicos que se encargarán de todo el proceso y la segunda que sean construidos por carpinteros locales, como antes se ha hecho con alguna campana en el municipio de Cullera. La participación de profesionales y artesanos locales refuerza el sentido del patrimonio cultural, que no es otro que el de la participación social.

Se propone también que las campanas vuelvan a su templo en una jornada festiva, que sean recibidas por los vecinos y vecinas y que puedan verse de cerca. La socialización del patrimonio lleva a su conocimiento y puesta en valor y tras ello a su conservación y apreciación por la comunidad.

MARTÍNEZ ROIG, Eliseo
(09-02-2018)
  • CULLERA: Campanas, campaneros y toques
  • CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA (VALÈNCIA) : Toques y otras actividades
  • MARTÍNEZ ROIG, ELISEO (PAIPORTA) : Toques y otras actividades
  • Restauración de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 11-12-2018
    Convertir a PDF