RIVERA CARNICERO, Laura - Toque a rebato contra la despoblación

Toque a rebato contra la despoblación

A este paso, el oficio de campanero va a ser imprescindible a falta de otras tecnologías

El pasado 21 de abril en toda Europa volvieron a sonar las campanas para que su lenguaje sea declarado patrimonio de una humanidad que ha abandonado esta manera de comunicarse en su marcha hacia el progreso.

La asociación de campaneros de Zamora se ha unido a este evento europeo de carácter cultural añadiendo un toque reivindicativo: las campanas han sonado contra la despoblación de la provincia.

De esta manera se ha cumplido el dicho popular "cada campana suena según el metal de que está hecha", uniendo al buen metal de nuestra gente el toque humano del campanero para llamar a rebato desde los campanarios de pueblos vacíos como Otero de Sariegos o desaparecidos bajo el agua como Argusino.

Tocar las campanas es una buena iniciativa de los campaneros zamoranos para llamar la atención sobre la despoblación. Porque en el caso de Zamora el toque no es sólo un símbolo de otros tiempos que hay que conservar, sino que va a acabar siendo una necesidad en los pueblos donde la comunicación por internet, TDT y telefonía móvil aún no ha llegado o está llegando a pedales o a paso burra.

Se ha enterado más gente del problema de las zonas rurales por el sonido de las campanas de las treinta y seis iglesias participantes que por las redes sociales de última generación. A este paso, el oficio de campanero va a ser imprescindible a falta de otras tecnologías: todo un símbolo del abandono y la despoblación. Por eso en Zamora el lenguaje de las campanas sigue teniendo vigencia. Algunos ejemplos de los últimos días.

"Tocar a rebato": los pensionistas de la provincia, alertando de la pérdida de poder adquisitivo y sobre todo del "nublao" que se avecina con el futuro del sistema de pensiones que se ve muy muy negro por el horizonte y amenaza tormenta o incluso fuego. Ya veremos donde llega.

"Dar la campanada": los protagonistas que entregaron la capa alistana de pastores a Rajoy en su visita a Zamora, pese a que sus políticas de recortes han reducido la población de Zamora y las pensiones de los que tocan a rebato.

"Estar en misa y repicando": Maíllo, uno de los muñidores de la campanada que sigue de concejal víctima en una tierra que se despuebla, y de dirigente del PP en Madrid como verdugo de las políticas que causan pérdida de población.

"Echar las campanas al vuelo": los diputados y senadores del PP con los Presupuestos del Estado para Zamora que defienden como los más inversores de toda la Comunidad, pero no nos acercarán por autovía hasta la frontera con Portugal, ni permitirán ir en AVE madrugador hasta Madrid por el precio del billete que contrasta con los sueldos y pensiones más bajas de España. Los nuestros.

"Palabras vanas, ruido de campanas": los portavoces de Zamora 10 haciendo ruido de amenazas y represalias de funcionarios, sin concretar acusadores ni acusados, por los retrasos de siempre en el servicio de urbanismo del ayuntamiento zamorano que ahora son lanzados al vuelo de campanas.

"Oír campanas y no saber dónde": el PP municipal que se une al ruido de campanas sin enterarse a qué tocan, atribuyendo las represalias y amenazas anteriores al equipo de gobierno del ayuntamiento, por si acaban "tocando a muerto"? político.

"Salvados por la campana": fuera de Zamora pero por la trascendencia del caso, es lo que intentó Cristina Cifuentes al enseñar el acta falsificada del misterioso Máster que ha "llamado a rebato" a los estudiantes de la Universidad de nombre del rey emérito, o sea, salvarse por la campana. Pero tras el vídeo del robo de cremas "tocan a muerto". O a muerte política; o sea, dimisión.

"¿Por quién doblan las campanas?": Por todos. Porque "ninguna persona es una isla; la muerte de cualquiera me afecta, porque me encuentro unido a toda la humanidad; por eso, nunca preguntes por quién doblan las campanas; doblan por ti." (John Donne).

Y aunque las campanas doblen por la humanidad, la esperanza la mantienen personas como los campaneros que, si las torres se arruinan y las espadañas se arroñan porque no hay parroquianos, han inventado las campanas portátiles o trashumantes para que no se pierda su toque y con él el sonido de los pueblos: la voz antigua de la tierra. La misma que alerta de que los pueblos se quedan vacíos y hay que seguir tocando a rebato.

"Sonarán las campanas / desde los campanarios / y los campos desiertos / volverán a granar/ unas espigas altas / dispuestas para el pan". (Labordeta).

Y será una fiesta y repique de campanas.

RIVERA CARNICERO, Laura

La Opinión de Zamora (04-05-2018)

  • VILLAFÁFILA: Campanas, campaneros y toques
  • VILLAR DEL BUEY: Campanas, campaneros y toques
  • ASOCIACIÓN CULTURAL DE CAMPANEROS ZAMORANOS (PAJARES DE LA LAMPREANA) : Toques y otras actividades
  • Toque para el Año Europeo del Patrimonio Cultural: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © La Opinión de Zamora (2018)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 14-12-2018
    Convertir a PDF