REDACCIÓN - Campanero, oficio que tras 8 siglos de historia sufre amenaza de desaparecer

Campanero, oficio que tras 8 siglos de historia sufre amenaza de desaparecer

“Lo que sucedió esa noche jamás lo imaginé”, sonríe Ernesto. Se ve a sí mismo respirando despacio para tranquilizar los nervios. No olvida cuando tocó las 12 campanadas de Año Nuevo en la Catedral Metropolitana de la ciudad de México. Fue la primera vez que hizo tañer una de las campanas más grandes del continente, la Santa María de Guadalupe.

Entonces tenía 13 años. Ahora, de 16, responde sin vacilar. No desea convertirse en futbolista, piloto, doctor o abogado. En un futuro quiere, simplemente, tocar campanas, ser campanero, un oficio en declive en la capital y en general en la república mexicana que requiere de más aprendices para poder sobrevivir.

Ernesto visita a diario el campanario de la Catedral Metropolitana, en el Centro Histórico, donde recibe clases y colabora de forma voluntaria en los repiques. Su maestro es el diácono Rafael Parra, Campanero Mayor de Catedral y quien tiene a su cargo las 34 campanas de distintos tipos que hay en el templo. Busca mantener viva esta tradición con la cofradía que tutela formada por más de 30 campanarios voluntarios.

“En varias partes del Centro Histórico, que es donde tenemos más campanas, sí ha desaparecido el oficio, a nivel nacional también. Incluso en parroquias y capillas han cancelado sus campanas porque no tienen campaneros y es el sacerdote quien tiene que tocarlas, si tiene tiempo”, dice.

Según campaneros entrevistados, en la ciudad restan al menos 70 personas que ejercen este oficio, sobre todo en las parroquias ubicadas en las delegaciones Cuauhtémoc y Gustavo A. Madero.

Esta cifra preocupa a don Rafael, sobre todo ahora, dice, cuando en algunos de los templos se analiza la posibilidad de mecanizar los campanarios para poder programar los días y horas de toques.

El cronista de la Catedral Metropolitana, Carlos Vega Sánchez, añade que este oficio tiene ocho siglos de historia en la ciudad. Los primeros campaneros llegaron en 1524, con el arribo de los evangelizadores, la construcción de parroquias y también de catedrales.

Sus repiques también se escucharon durante la coronación de Iturbide y la recepción de Maximiliano y Carlota.

“Imposible que desaparezcan, por los menos en catedrales, donde el campanero es como el director de una orquesta; no siempre tocan igual: hay que saber combinar sonidos con destreza e ingenio, imposible pedírselo a una máquina”, dice.

REDACCIÓN

La Policiaca (23-12-2012)

  • CIUDAD DE MÉXICO: Campanas, campaneros y toques
  • CAMPANEROS DE CATEDRAL (CIUDAD DE MÉXICO) : Toques y otras actividades
  • PARRA, RAFAEL (CIUDAD DE MÉXICO) : Toques y otras actividades
  • PÉREZ, ERNESTO (CIUDAD DE MÉXICO): Toques y otras actividades
  • Campaneros: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © La Policiaca (2012)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 19-09-2018
    Convertir a PDF