FLORES HERNÁNDEZ, Gabriel - La Parroquia de San Luis en Huamantla

La Parroquia de San Luis en Huamantla

La Parroquia de San Luis en Huamantla, es una verdadera joya arquitectónica.

La Parroquia de San Luís Obispo en Huamantla, fue edificada en el siglo XVII. Posee una bella portada de estilo barroco sobrio con imágenes de santos realizadas en alabastro. Su interior guarda una importante colección de pinturas religiosas y un maravilloso retablo de estilo barroco estípite, dedicado a San Luis Obispo de Tolosa, con otras bellas esculturas estofadas.

Para sorpresa nuestra, amigo lector, acabo de encontrarme en el internet con la página oficial de la propia Parroquia de San Luis Obispo, que en verdad vale la pena visitarla, se la recomiendo, la dirección es http://sanluishuamantla.comli.com/ por cierto que ahí se anuncia que pronto, estará en funcionamiento la estación de radio “Radio Parroquial”, por lo que estaremos atentos a escucharla, muchas felicidades al padre Ranulfo Rojas Bretón, por estos logros, que seguramente y esperemos, acerque más a los jóvenes, hacia nuestra iglesia católica, que tanta falta hace que lo hagan y éste medio es propicio para esos tantos y tantos muchach@s cibernautas.

Es precisamente de éste sitio, donde tomamos los siguientes datos, respecto de ésta joya arquitectónica de Huamantla, el templo parroquial de San Luis Obispo de Toulouse se localiza en el centro de la Ciudad de Huamantla, en la esquina que forman las calles de Hidalgo y Plaza Juárez, según el plano de 1890, su fachada principal se orienta al sur. Según consta en actas del archivo parroquial.

El templo es una de las construcciones más dominantes en la traza de la ciudad. En derredor de la plaza Juárez se desplantan, en la acera sur, los edificios de la Colecturía Franciscana del Siglo XVI y el Ayuntamiento o Palacio Municipal cuyo programa arquitectónico parte del Siglo XVII.

Su construcción data de 1641. La fachada, es de alabastro que se ubica entre cuatro columnas mixtilíneas, el campanario al oeste, consta de dos cuerpos y en el extremo opuesto como remate, aparece una pequeña espadaña. El conjunto externo, que no muestra un estilo, al lado derecho de la nave se abre el bautisterio. El mismo extremo muestra un retablo salomónico dedicado a la Virgen María y contiene 18 pequeñas pinturas con representaciones de otros santos.

Respecto a su consagración como Parroquia, nos dice que la consagración de las iglesias se hace por medio de la unción del crisma o del óleo santo, solo puede hacerse por un obispo; pero la bendición de las mismas puede hacerlas un presbítero, así, de acuerdo al decreto eclesiástico de la Consagración de Ritos del 18 de febrero de 1696. Según consta en los acerbos de la Parroquia, la consagración del templo de San Luis Obispo de Toulouse, tuvo lugar del 6 al 15 de agosto de 1949, celebración a la que se sumaron la serie de actos litúrgicos y sociales presididos por el excelentísimo Señor Obispo de Cuernavaca, Don Alfonso Espino y siendo cura del lugar el distinguido Presbítero José María Téllez, quien desde julio de 1947 había dirigido las actividades de la re-decoración del templo, así como la organización de las acciones cuyo programa incluyó los acontecimientos relacionados con la fiesta de la Virgen de la Caridad.

La fachada principal presenta tres cuerpos. El primero enmarca la gran puerta de acceso que remata en arco de medio punto. A ambos lados hay dos nichos que cobijan sendas esculturas trabajadas en ónix amarillo-verdoso que contrasta con el mencionado gris oscuro de la piedra de la portada. Las esculturas llevan en su base de la impronta de los artesanos indígenas, del gremio de los canteros Tlaxcaltecas, consistente en cinco semiesferas alineadas.

El segundo cuerpo de la fachada principal es de menor altura que el anterior, se separa del primero por medio de una cornisa, sobre la cual se levantan tres entre calles y tres nichos con sus respectivas esculturas de ónix-amarillo verdoso. El nicho central es mayor que los restantes, también con una escultura de ónix - amarillo verdoso, alabastro mexicano, así llamado por el historiador Mexicano Francisco de la Maza.

En el tercer cuerpo de la fachada principal, que en proporción es la más alta de las tres, se ubica la ventana del coro, que coincide con el eje de la puerta. La ventana del coro aunque pequeña, da la impresión de ser de mayor tamaño debido al derrame hacia el muro. Las entrecalles de este cuerpo están señaladas al interior por columnas en espiral, hacia el exterior, por pináculos uno a cada extremo.

Al lado izquierdo de la fachada se levanta la torre-campanario que presenta dos cuerpos y remate cupular de planta cuadrangular separados por cornisas saledizas y molduras.

Proporcionalmente es mayor en un tercio el primer cuerpo que el segundo. En las esquinas del desplante se izan cuatro pináculos y en la linternilla una cruz.

Los vanos del campanario son pequeños y alargados, con cerramiento de arcos de medio punto. En su interior se suspenden las campanas, con un tono de sonoridad así como de especial timbre, aunado a su colorido les permite apreciarlas y reconocerlas a distancia.

El muro del campanario presenta al exterior rendijas en forma de saeteras que permiten el paso de la luz y la ventilación en el cubo de la escalera. Antes 1930, según consta en fotografías de la época mostradas, el campanario presentaba su puerta de acceso hacia la calle mediante tres escalones: hoy su entrada se hace a través de una puerta lateral, desde dentro del templo. La puerta y escalones de la calle fueron cerrados.

Es conveniente señalar que antes del levantamiento de la torre, las campanas fueron alojadas en un pequeño muro que puede contemplarse aún a la derecha de la fachada.

Construido a la manera de espadaña con remate en frontón rectilíneo. Al funcionar la torre campanario, esta espadaña quedó sin uso, salvo cuando se coloca en este sitio la matraca que se emplea en las festividades de Semana Santa.

Gentiles lectores, nos vemos el viernes en “La noche del burladero” a partir de las 20 horas y el sábado, muy temprano en la “Huamantlada”, recuerde que serán 24 toros, tome muchas precauciones, y le recuerdo como siempre; si viene de visita a Huamantla, saboree nuestros exquisitos “muéganos” y lleve a sus más estimados, estos suculentos panecillos, que se elaboran únicamente aquí en Huamantla, no hay más. Le recomiendo visitar los templos religiosos y museos del Centro Histórico de Huamantla, como es el Museo Nacional del Títere, Museo de la Ciudad y el Museo Taurino.

FLORES HERNÁNDEZ, Gabriel

Muéganos Huamantlecos (17-08-2010)

  • HUAMANTLA: Campanas, campaneros y toques
  • Campanarios: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Muéganos Huamantlecos (2010)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 22-09-2018
    Convertir a PDF