ABC - Llamamiento angustioso de los franciscanos de Belén

Llamamiento angustioso de los franciscanos de Belén

Los franciscanos que custodian la Basílica de la Natividad en Belén lanzaron ayer un llamamiento angustioso después de que 200 palestinos armados, que el martes se refugiaron en el templo, irrumpieran ayer en el convento anexo. «La situación es terrible, corremos un gran riesgo y pedimos a los países que intervengan», declaró uno de ellos a ABC.

Los treinta franciscanos, entre ellos, nueve seminaristas y cuatro monjas, de la Basílica de la Natividad de Belén, construida sobre el lugar donde nació Jesús, llevan ya varios días en medio del campo de batalla entre palestinos e israelíes, escuchando disparos y explosiones. Pero su preocupación se agravó ayer por la mañana cuando las tropas israelíes volaron la puerta del lateral izquierdo de la Basílica, que está situada en la parte ortodoxa.

Al oír la explosión, los 200 palestinos armados que, el martes se atrincheraron en el interior del templo, forzaron las puertas que comunican la Basílica con el Convento de los franciscanos e irrumpieron en su interior. «A nosotros nos trasladaron al piso superior por medidas de seguridad y ellos se quedaron abajo», relató por teléfono a ABC, fray Gustavo Achio, uno de los treinta religiosos franciscanos que viven en el convento.

«Seguiremos hasta el final»

Aunque la televisión israelí anunció que los religiosos son rehenes de los milicianos palestinos, lo cierto es que los franciscanos no han manifestado nunca su intención de abandonar este edificio. Por el contrario y aunque sienten «terror», anunciaron a ABC su intención de permanecer en el Santo Lugar hasta el final. Y es que ellos son responsables, junto con los cristianos ortodoxos, de la custodia de la Basílica de la Natividad, uno de los lugares más sagrados para los cristianos. Lo que sí temen es que los milicianos palestinos, que les mantienen recluidos, les utilicen como «escudo humano» si los soldados israelíes les atacan.

«La situación es crítica, corremos un gran riesgo y pedimos a todos los países que intervengan para que esta situación termine», agregó fray Gustavo Achio. El seminarista recordó que «el Ejército israelí había afirmado que no tocaría la Basílica», pero este compromiso no les inspira confianza alguna, ya que «a nosotros nos han dicho que fueron los israelíes los que volaron la puerta del lado ortodoxo». El Ejército israelí, sin embargo, negó ayer este ataque.

José María Aguirre

Todos los religiosos, entre los que se encuentra un padre catalán, José María Aguirre, se encuentran bien, ayer comieron y todavía les quedan algunos víveres, según aseguró fray Gustavo Achio. A media tarde de ayer, la mayor parte de los palestinos regresaron a la nave central de la Basílica, después de apropiarse de parte de los víveres de los franciscanos, aunque algunos permanecían en la planta inferior del convento.

Ahora, el principal temor de los franciscanos es que las tropas israelíes que rodean el edificio incumplan lo prometido y ataquen a los palestinos atrincherados en su interior, lo que podría provocar una «verdadera masacre», según advirtió a la agencia Afp el padre David Jaeger, portavoz de los franciscanos en Tierra Santa.

En los mismos términos se pronunció el padre Emérito Merino, comisario de Tierra Santa que se encuentra en Madrid pero que conversó por teléfono con los religiosos de Belén. «Estamos asustados porque no sabemos la reacción que puede haber si entran los soldados israelíes», manifestó a ABC.

Los franciscanos comunicaron estos hechos al ministro de Exteriores, Josep Piqué, y al jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, que se encontraban ayer en Oriente Medio.

Mientras tanto y con el ruido de fondo de las explosiones y los disparos, que se hacen más intensos al anochecer, estos franciscanos se dedican «a tratar de mantener el ánimo alto, a hablar con los medios de comunicación y, sobre todo, a rezar por que la situación pronto se resuelva», añadió fray Gustavo Achio.

Noche de paz

Llamar por teléfono al Convento de Santa Catalina, donde viven los franciscanos que custodian la Basílica de la Natividad, en Belén, no es fácil en estos tiempos de guerra. Y menos aún, cuando unos doscientos palestinos armados han irrumpido en el edificio y recluido a los religiosos en la planta superior. Son dos números de teléfono que casi siempre comunican. Sin embargo, después de muchos intentos se puede conseguir que a uno le respondan y hablar con alguno de los religiosos franciscanos. Lo que nadie se espera es que, desde ese edificio rodeado de tropas y de carros de combate y con cientos de milicianos armados en su interior, sea precisamente la melodía de «Noche de paz» la que nos llegue desde el otro lado del teléfono.

Matan de un tiro al campanero de la Basílica

El campanero de la Basílica de la Natividad de Belén, Samir Ibrahim Salman, murió ayer tras recibir un tiro en el pecho cuando acudía a trabajar, como hacía todos los días, sin importarle que hubiera enfrentamientos en la calle. El cuerpo de Salman, un palestino cristiano de 45 años, fue encontrado a pocos metros de la puerta de la iglesia.

ABC

ABC (05-04-2002)

  • BAYT LAHM / BETLEM: Campanas, campaneros y toques
  • SALMAN, SAMIR IBRAHIM (BAYT LAHM / BETLEM) : Toques y otras actividades
  • Campaneros: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © ABC (2002)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 23-09-2018
    Convertir a PDF