TURIEL, José Luis - ¿Por qué repican las campanas?

¿Por qué repican las campanas?

El repique de las campanas es signo de paz, esperanza y alegría, porque nos recuerda que existe Dios y que está entre nosotros. Sin embargo, el pasado domingo 18 de noviembre, estas mismas campanas fueron el pretexto para que un grupo de personas, probablemente bautizadas, que participaban en una asamblea convocada por Andrés Manuel López Obrador en el Zócalo capitalino, irrumpieran enfurecidas en la Catedral Metropolitana de ciudad de México, causaran daños en el mobiliario y agredieran a los feligreses que participaban en la Eucaristía. Aunque podría decirse, usando las mismas palabras de Jesús frente a sus verdugos, que estas personas realmente no sabían lo que hacían; su comportamiento es condenable desde cualquier punto de vista.

La Catedral no es sólo patrimonio histórico de nuestra nación, sino también un recinto sagrado para el pueblo católico. Por ello, argumentar que el repique de las campanas, que pretendía llamar a Misa y al rezo del Ángelus como cada domingo al mediodía, era una provocación o pretendía “acallar la voz del pueblo” desenmascara en realidad el nuevo populismo que pretende difundirse en nuestro país y en todo el continente: autoritario, antidemocrático y por ello, profundamente antirreligioso.

Para quienes somos católicos, sería lamentable que este incidente nos provocara a una mera reacción combativa que responda a la confrontación, sin embargo, sí nos hace ver la urgencia de luchar y trabajar por la libertad religiosa en México, tal como han reclamado hace un mes el Nuncio Apostólico y nuestros obispos. Lo que construye esta libertad, más que una reacción airada momentánea, es nuestra presencia pública y cotidiana como católicos en todos los ámbitos en que nos encontramos: la escuela, la universidad, la política y la empresa. No se nos pide luchar por una posición hegemónica en el plano político, cultural o social, ni tampoco entrar en una mera dialéctica cultural con las demás posiciones que hay en nuestra sociedad, sino ofrecer las “razones de nuestra esperanza”, mismas que deben medirse con las preguntas y exigencias humanas de nuestros interlocutores.

En este sentido, como afirma Mons. Angelo Scola, Patriarca de Venecia, en su reciente libro titulado Una nueva laicidad, la categoría clave de la presencia cristiana en la sociedad secularizada de hoy es el testimonio: el testimonio apela a todo hombre y mujer, invitándolos a exponerse, a no decidir de antemano hasta dónde se puede llegar en el encuentro y el diálogo con el otro. A través del testimonio personal y comunitario, el cristiano aprovecha todas las circunstancias para manifestar su adhesión a la verdad, suscitando así una pregunta en aquellos con los que entra en relación. El testimonio “aparece como el único camino para hablar al hombre posmoderno”.

Para la Iglesia Católica en nuestro país, la primera urgencia, es regenerar el Pueblo de Dios, favorecer comunidades cristianas en las que sea posible experimentar la plenitud de humanidad fruto del encuentro con Cristo. En este proceso de regeneración del tejido católico, la educación en la fe ocupa un lugar central: educación en la mentalidad de Cristo, por ello, educación en la gratuidad y educación para vivir las dimensiones del mundo, sin censuras ni restricciones. Sólo estas comunidades serán capaces de proponer y vivir las implicaciones antropológicas y sociales de la fe cristiana, mostrando así su relevancia a nuestros contemporáneos y su contribución al bien de nuestra sociedad.

Fuente: COMUNION Y LIBERACION

TURIEL, José Luis

camineo.info (07-12-2007)

  • CIUDAD DE MÉXICO: Campanas, campaneros y toques
  • Ruido y denuncias: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © camineo.info (2007)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 22-09-2018
    Convertir a PDF