SUGRAÑES, Eduardo J. - Júbilo de campanas en la Concepción para recibir al Corpus Christi

Júbilo de campanas en la Concepción para recibir al Corpus Christi

El repique de las campanas que anunciaban en la Catedral el comienzo de la festividad del Corpus Christi se mezclaba ayer con las horarias de las nueve de la mañana y con ello, de fondo, el fandanguillo ya mercedario que anuncia el latir diario de su barrio. Las calles ya estaban preparadas para recibir la procesión con frondosa alfombra de hechos y aromático romero. En la Catedral todo solemnidad y estrecheces para albergar esta celebración tan importante para la Iglesia. Situación padecida por las pequeñas dimensiones de esta iglesia que sólo puede guardar sitio a un representante de hermandades. Así que la mayoría tiene que aguardar fuera, en el lateral del paseo de la Independencia.

Allí pegado en la pared el nombre de las hermandades por orden, lo que llevó desde primeras horas al descontento de la Hermandad del Resucitado, que era desplazada a las de glorias, con ello un paso más atrás en su reivindicada pertenencia a la Semana Santa. Como aquí, en la calle, hay que hacer la espera sin poder participar en la misa, muchos tienen esa más de media hora de margen para llegar un poco más tarde.

La celebración religiosa tuvo la solemnidad que requería la jornada, con una homilía corta y clara a las que ya va acostumbrando el nuevo obispo, monseñor José Vilaplana que acudía con alegría a este su primer Corpus en Huelva. En sólo diez minutos desgranó lo que es tradición en la Iglesia, de Jesús entregado en la Eucaristía y del compromiso cristiano. Una celebración que contó con la participación de la Coral de la Sagrada Cena. La representación municipal, sólo con la participación de los ediles del PP, en una comitiva en la que se despedía como concejal Jaime Pérez y en la que aparecía uno nuevo, Ángel Sánchez. Todos de trajes oscuros pero no con chaqué como mantiene el Consejo, que presidió Modesto Fernández Jurado, al que acompañó el pregonero Eduardo Fernández Jurado.

Con puntualidad, a las diez de la mañana la cruz de guía de la Hermandad de Jesús de las Cadenas abría el cortejo. Mientras se incorporaba a este Corpus en Huelva el canónigo Diego Capado que con su listado de protocolo iba dando paso a la comitiva desde la puerta del paseo de la Independencia. Era el tiempo para que llegaran los maceros y que en la Catedral se formara un poco de lío cuando fieles y comitiva querían salir, mientras aparecía como en una voz en off la del canónigo Antonio Bueno relatando el protocolo, que se apagó cuando se escuchaban los tambores de la Agrupación Musical de la Sagrada Cena.

"Cuando se para, se para y cuando hay que andar, se anda", estas eran las indicaciones de Diego Capado, que seguía preguntando "¿estáis todos?, no dejar huecos".

El momento más íntimo en el templo catedralicio fue cuando los cánticos eucarísticos envolvían la presencia de Jesús Sacramentado para ser trasladado hasta la Custodia procesional. Allí quedaron delante los obispos y vicarios en oración hasta el inicio de la procesión. Mientras en el centro de la nave entre los bancos esperaba la comitiva municipal para incorporarse al protocolo.

Detalles sencillos, pero importantes se dejaron ver, como el que fuera en el paso uno de los candelabros apagados. El primero en darse cuenta además del que lo dejó apagado, fue el capataz; al final la organización lo dejó como estaba.

Continuaba saliendo la comitiva y era momento también para los sacerdotes en número muy escaso, sólo dos con otros tantos diáconos y seminaristas. Luego el cabildo catedral, los cuatro sacerdotes que arropan la custodia y el obispo con los vicarios tras la Custodia; alguno que no pudo estar sí dejó enloquecer su campanario como el de San Pedro en la presencia del Señor en sus calles. La participación de asociaciones y hermandades continuó siendo muy numerosa y portando cera, sólo los del Rocío no siguieron la reiterada indicación del cabildo catedral de portar luz que es lo que aquí corresponde.

Desde el momento de la salida el pueblo se agolpa entorno a la Custodia, mientras se escuchaba la primera marcha, "Triunfal", por la Banda Municipal, mientras seguían los cánticos del pueblo que se sucedían uno tras otros dando a la procesión ese sabor profundo de siempre. Una procesión que llega a la parroquia de la Concepción donde se continuaba viviendo el jubilo de su reapertura y así lo mostraba el repique de sus campanas, que se adornaba en la estética con la devoción inmaculista de los jóvenes de la Hermandad de la Inmaculada que sacaban a su titular en un artístico altar.

SUGRAÑES, Eduardo J.

Huelva Información (11-06-2007)

  • HUELVA: Campanas, campaneros y toques
  • Toques actuales de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Huelva Información (2007)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 20-09-2018
    Convertir a PDF