DOMINGO, L. - Los campaneros exigen que El Miguelete toque de noche aunque impida dormir

Los campaneros exigen que El Miguelete toque de noche aunque impida dormir

Un grupo de residentes de El Carmen no puede conciliar el sueño por las campanadas nocturnas

VALENCIA - Los toques nocturnos de la campana de El Miguelete se han convertido en motivo de discordia. Un grupo de residentes del barrio de El Carmen se queja de que el sonido de las "señales horarias" de la histórica campana no les deja conciliar el sueño, mientras que el Gremio de Campaneros de Valencia defiende con vehemencia que el reloj marque las horas sin interrupción, tal como es tradición desde el año 1545.

Después de un periodo excepcional de varias semanas - a finales de septiembre y principios de octubre - en las que el mecanismo del reloj (o campana) quedó interrumpido por completo debido a las tareas de desmontaje de la exposición de "La Luz de las Imágenes", las horas volvieron a sonar día y noche, como hasta entonces había sido costumbre.

Sin embargo, desde ese momento varios vecinos del centro histórico aseguran que que son incapaces de descansar tranquilos por las fuertes campanadas, y en el momento en que consiguen dormirse, los toques de la siguiente hora los vuelven a desvelar.

Molestia nocturna

La incomodidad para algunos llega a tal extremo que un relojero de la zona se ha prestado para activar un mecanismo que suprimiría las campanadas desde las 12.00 horas de la noche a las 8.00 de la mañana. Por el día las horas volverían a marcarse porque el sonido queda diluido en el ruido habitual de la ciudad y no produce molestias.

Una medida a la que se opone por completo el Gremio de Campaneros. Su responsable, Francesc Llop, argumenta que los tonos más fuertes - los de los cuartos, que marcaba una campana pequeña - ya fueron suprimidos y añade que el toque de las horas es tan "tenue" que si suena cuando pasa un coche o una moto "ya no se oye".

Sin embargo, los vecinos afectados - los que viven en pisos de cierta altura del barrio del Carmen - explican que cada campanada es como "un mazazo" y que eso tiene graves consecuencias en enfermos depresivos que, segÚn las fuentes médicas consultadas, pueden empeorar si no duermen el tiempo necesario.

Para el colectivo de campaneros representado por Francesc Llop, es "indiscutible" que "una ciudad tan magnífica como Valencia necesita un reloj que marque las horas en todo momento del día y de la noche". A su juicio, la campana de El Miguelete es "la Única voz que queda del pasado". Además, asegura que al igual que hay vecinos que se ven perjudicados por los toques nocturnos, hay otros que se sienten "abandonados" si la campana de la Catedral deja de sonar.

Como explica el responsable del gremio de campaneros, en el Palacio de la Generalitat y en el Ayuntamiento, las horas las marca un "casete" con altavoces y un sistema electrónico que permite bajar el volumen o suprimirlo por completo. Sin embargo, este colectivo de profesionales critica que "estas dos instituciones no puedan permitirse tener su propia campana".

¿Hecho cultural o agresión sonora?

El conflicto que se ha abierto entre los vecinos afectados de Ciutat Vella y el Gremio de Campaneros se puede plantear con la respuesta a una pregunta sencilla: ¿Son las campanadas un hecho cultural o una agresión sonora?

El portavoz de los profesionales defiende que el campanario estaba "antes que los vecinos, como estará después de ellos" y entiende que las campanadas representan el "corazón histórico de la ciudad": "Ese latir de no puede quedar suprimido a las doce porque eso significaría que por la noche Valencia sería una ciudad muerta", justifica Francesc Llop. El gremio no entiende que se dejen de dar las horas nocturnas "cuando tampoco se prohíbe conducir o hablar por la noche en la calle". En cambio, para los vecinos la interrupción de los toques por las noches se traduciría en un aumento de la calidad de vida.

La campana de El Miguelete es la más grande de la Comunidad Valenciana y la tercera en mayor tamaño de toda la península. Tiene 2,35 metros de diámetro y pesa cerca de las ocho toneladas. El Ayuntamiento la colocó en 1370 con la voluntad de que la antigua ciudad amurallada tuviese su reloj para marcar el tiempo.

L. DOMINGO
"El Mundo" 29/10/1999
  • VALÈNCIA: Campanas, campaneros y toques
  • GREMI DE CAMPANERS VALENCIANS (VALÈNCIA) : Toques y otras actividades
  • Campanarios: Bibliografía
  • Toques manuales de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © El Mundo (1999)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 28-05-2017
    Convertir a PDF