Paraula / Iglesia en Valencia - Corpus Christi, único día que suenan las once campanas

Corpus Christi, único día que suenan las once campanas

Las campanas de la Catedral de València

Una barandilla oxidada, que se encuentra en la parte derecha de la escalera, invita a subir unos peldaños pétreos y estrechos.

Una subida serpenteada y 145 escalones nos separan de la tercera altura del Miguelete, donde se ubica la sala de las campanas.

Los miembros del grupo de Campaneros de la catedral, pertenecientes al Gremi de Campaners Valencians, esperan impacientes a que el reloj marque las doce.

Las once piezas de bronce fundido ocupan siete lados de la torre octogonal. El octavo es la puerta que da acceso a la sala. En una pequeña mesa se venden postales de las campanas y libros sobre estudios realizados por el Gremi. El centro de la sala tiene un agujero desde el que se ve la planta inferior.

"Abajo vivía el campanero hasta mediados del siglo pasado. Por aquí pasaban las cuerdas de las campanas con las que se realizaban varios toques, como era el caso de los de oración o ánimas, y que él hacía sonar desde su casa", nos explica Xavier Martín, presidente dels Campaners Valencians.

Inquietudes previas

Faltan quince minutos para las doce, hora de comienzo de los tañidos. En el resto de las festividades litÚrgicas se tocan las cinco campanas grandes. El Corpus es la Única en la que se hacen sonar las once campanas de la torre del Miguelete.

Los campaneros se reparten los instrumentos para las cinco partes de que consta el toque del Corpus Christi. "Nadie de nosotros tiene designada siempre la misma, pues sería algo muy monótono", explica Francesc Llop, escribano del Gremi.

Todos preparados y dispuestos. Dieciocho son los campaneros que van a interpretar manualmente las partituras previstas para esta celebración, incluidas en la compilación del canónigo Herrera allá por 1704.

Tradición viva

Con una puntualidad que ni el más exacto de los británicos alcanzaría, comienzan a sonar las campanas en la torre del Miguelete.

El Ángelus da paso a los cinco fragmentos de la partitura. Durante una hora, las seis campanas pequeñas -La Caterina, L¢Úrsula, El Pau, L¢Arcís, La Bàrbera i La Violant- se hacen oír, cuando no presiden la interpretación, entre las cinco grandes -El Jaume, El Vicent, La María, L¢Andreu i El Manuel-.

"Cuando tocamos las campanas, lo hacemos con la voluntad de la pervivencia de una tradición de siglos", señala Llop, quien afirma que aunque la dificultad del manejo de las campanas "hace que la cadencia en los toques tienda a ser diferente, procuramos ser muy rigurosos con la partitura, de por sí muy estricta".

Tres personas se ocupan de La María, la campana más grande de las once, que data de 1565. Una de ellas, el "tirador", se encarga de estirar la cuerda. No lleva guantes, a diferencia de algunos tiradores que allí se encuentran, pues sintiendo el roce del cáñamo cree que toca mejor. Los otros dos, situados frente a frente, empujan el instrumento, y su cuerpo, con precisión calculada, se agacha cuando el bronce fundido parece que vaya a rozarlos.

"En las campanas se encuentra la Única voz que nos queda del pasado". Con esta frase Xavier Martín quiere remarcar la singularidad de unos instrumentos que han perdurado con el paso de los siglos y que ahora se nos muestran prácticamente con el mismo eco que el primer día. Sus fechas de fabricación abarcan desde 1305 -La Caterina, "Única voz anterior al campanar nuevo, que comenzó a hacerse en 1381"- hasta el año 1735, fecha en que se fabricó La Violant, la más actual.

En varias ocasiones sonaron simultáneamente las once campanas. Una melodía tan solemne, y tan majestuosa que parece que el escucharla de cerca pueda ser sólo privilegio de unos pocos.

La intensidad del sonido que se ha registrado técnicamente llega a alcanzar los 125 decibelios. "Es comparable al que emite un reactor al despegar, con una diferencia: el avión hace ruido, y nosotros mÚsica sacra", afirma Llop.

Generación tras generación

Que prácticamente la edad no importa para interpretar los toques es algo que pudimos comprobar fehacientemente. En una de las campanas encontramos a Francesc Josep Llop Lluch, un septuagenario que desde los años 30 sube a esta sala para hacer sonarlas. A Francesc Josep lo declararon Campaner Major en 1982, con motivo de la visita del Papa a Valencia.

Manuel Llop Bayo es hijo de Francesc Josep y hermano de Francesc. Manuel lleva 23 años tocando, tiempo en el que nos cuenta que no ha sufrido ningÚn percance que pueda resaltarse. "Siempre solemos hacernos algÚn rasguño sin importancia. Quizá debería mencionar que en una ocasión se rompió el badajo de una de las campanas y cayó muy cerca de donde nos encontrábamos. Hay más peligro del que parece, pero éste es algo que está presente en cualquier tipo de situación".

La tercera generación de los Llop la conforma Víctor, un muchacho de 11 años, con cuatro ya de experiencia. El domingo se puso al frente de El Andreu, una campana de 1000 kilogramos de peso, que data de principios del siglo XVII. La maestría de sus movimientos y su vocación latente auguran un futuro en el que perdurarán los toques manuales tradicionales que hace algo más de una década recuperara el Gremi.

También mujeres

Pese a que el nÚmero de hombres sea muy superior al de mujeres, en esta institución podemos encontrar chicas de todas las edades, que aman este oficio ancestral, afición hoy, arte siempre. María Enriqueta Lloréns Torró, vecina del barrio del Carmen, pertenece desde hace cinco años al Gremi de Campaners. "Desde siempre me han gustado las campanas. Un día subí aquí, conocí a Pilar, una muchacha del Gremi, y por ella nos apuntamos mi hijo, que tenía entonces nueve años, y yo", nos cuenta María Enriqueta.

A la una y tres minutos las campanas terminan su canto alegre en honor del Corpus. El día nublado y el viento fresco no han impedido que se muestre ese sudor derivado del esfuerzo. Un griterío de alegría acompañado de aplausos siguió al fin de la actividad. La felicidad se veía reflejada en los rostros de todos.

A ellos sólo les restaba ahora reponer fuerzas hasta las siete de la tarde, en que volverían a tocar las campanas. Y a todos nos quedaba descender los cerca de 150 escalones de la torre del Miguelete, que la bajada iba a hacer más llevaderos.

Carlos Pavón y E.A.
(Publicado en "Paraula/Iglesia en Valencia" nº 608 - València - 1999)

Pregón, traslado de las rocas, concierto y volteos, paso a paso

La festividad del Corpus Christi se iniciará en la ciudad de Valencia el próximo jueves, día 22. A las 20 horas, en el iglesia del Patriarca, tendrá lugar el solemne pregón del Corpus, en el que está previsto que intervenga el director general de la Policía, Juan Cotino.

El viernes 23, también a las 20 horas, se celebrará el tradicional traslado, a mano, de las rocas desde la Casa de las Rocas, hasta la plaza de la Virgen.

La víspera de la gran fiesta valenciana, el sábado, día 24, los actos se iniciarán a las 9 horas, con la antigua tradición del "combregar d¢impedits", en Ciutat Vella.

Por la tarde, a las 20 horas, tendrá lugar la representación del "Misteri de Adán i Eva", así como la escenificación del poema sinfónico "Es chopà hasta la Moma", del mÚsico valenciano Salvador Giner, con textos del poeta Donís Martín. Esta actuación correrá a cargo de la asociación Amics del Corpus, presidida por Amparo Peris.

El tradicional concierto de la Banda Municipal de Valencia se celebrará a las 23 horas, en la plaza de la Virgen. Seguidamente "nit de festa" y entrega de premios a los balcones y fachadas adornadas.

Los actos del domingo, día del Corpus Christi, se inician con el repique de campanas desde el Micalet. A las 10 horas tendrá lugar la Cabalgata del Convite, con danzas del Corpus y Degolla.

Y por la tarde, a las 19 horas, saldrá la solemne procesión del Corpus Christi, que estará acompañada, en todo momento, por volteos de campanas desde el Micalet.

  • VALÈNCIA: Campanas, campaneros y toques
  • Campanarios: Bibliografía
  • Reparación de campanas: Bibliografía
  • Toques manuales de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Paraula / Iglesia en Valencia (1999)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 28-04-2017
    Convertir a PDF