D., C. - Ajustes en el reloj de la Catedral

Ajustes en el reloj de la Catedral

El reloj más simbólico y fiable de Compostela precisa sólo pequeños retoques cada cierto tiempo por culpa de los bruscos cambios de temperatura ·· Fue construido en 1831 por el artesano ferrolano Andrés Antelo y está conectado a la campana Berenguela

Antonio Conde, responsable del mantenimiento del reloj de la Catedral, ante la maquinaria
Antonio Conde, responsable del mantenimiento del reloj de la Catedral, ante la maquinaria

Aunque hoy en día todo el mundo dispone de su propio reloj, en Santiago hay un sonido que marca el tiempo de la ciudad, y que tiene una especial significación para los vecinos: el de la Berenguela, en lo alto de la torre del mismo nombre, y conectada al histórico reloj de la Catedral.

Es sin duda uno de los muchos tesoros de la Basílica compostelana, aunque la mayoría de los vecinos sólo conocen las cuatro esferas blancas, una en cada lado de la torre, y la aguja, una sola y en forma de flecha, que sirve para marcar la hora.

Pero por detrás está una maquinaria de gran precisión, y el trabajo cotidiano de la persona encargada de su mantenimiento, Antonio Conde Fontao, que lleva más de una década responsabilizándose de que los oídos de los compostelanos reciban en cada momento la hora exacta.

No es fácil llegar hasta él, ya que es preciso subir hasta la parte alta de la torre del reloj por una escalera que en momentos se hace angosta, y que alterna tramos de piedra y madera. Pero la ascensión merece la pena.

Arriba espera una maquinaria construida en 1830 por el relojero ferrolano Andrés Antelo, y que suena con una especial armonía, como corresponde a un trabajo de artesanía confeccionado con el máximo rigor.

Un enorme armario cuadrado de madera, con cristales en los cuatro lados, se encuentra en el centro de la torre encerrando la maquinaria. De él salen cuatro ejes que son los que mueven las agujas en forma de flecha de las cuatro fachadas. También dos palancas que son las que hacen sonar las campanas que marcan las horas a la ciudad.

Para ello, está colocado justo debajo de la Berenguela, y en línea recta, para que los cables que la hacen sonar a cada hora funcionen perfectamente.

Esta maquinaria está tan bien ajustada que apenas precisa mantenimiento, y sólo algún ajuste horario de vez en cuando, ocasionado, como explica Antonio Conde, sobre todo por los cambios de temperatura, que pueden provocar alguna mínima variación ocasionalmente.

Para hacer estos ajustes dispone dentro de una pequeña esfera, como se puede apreciar en las fotografías, que marca la misma hora que fuera. En estos pequeños ajustes no es necesario desconectar el mecanismo de las campanas, pero sí cuando se produce el cambio de la hora oficial, sobre todo en primavera, ya que la maquinaria no anda marcha atrás, por lo que es preciso adelantarlo once horas.

Necesita cuerda una vez al día


Para que el reloj funcione es preciso darle cuerda cada día con una enorme manivela que hace subir los contrapesos que cuelgan de una cadena hasta el piso inferior. También hay que engrasarlo periódicamente. En la parte superior tiene cuatro diferenciales, como los coches, cada uno de los cuales está conectado a un eje que atraviesa la fachada y es el que hace girar la aguja que marca la hora.

Conexiones con el piso superior


La maquinaria está conectada también con dos brazos mecánicos enganchados a sendas cadenas que cuelgan del piso superior. Estas cadenas están conectadas a dos martinetes que golpean la Berenguela cuando hay que dar las horas, y a una campana menor, que es la que señala los cuartos y las medias.

Sustitución de las viejas campanas


Después de un tiempo parado, el reloj volvió a ponerse en marcha en la pasada década. Fue entonces cuando se sustituyeron las antiguas campanas, que hoy se pueden contemplar en el claustro de la Catedral, por unas nuevas, afinadas para que sonasen igual que sus predecesoras. Desde entonces Antonio Conde se encarga del mantenimiento de la maquinaria .

D., C.
El Correo Gallego (30-11-2008)
  • SANTIAGO DE COMPOSTELA: Campanas, campaneros y toques
  • ANTELO LAMAS, ANDRÉS (FERROL): Inventario de relojes
  • Relojes: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © El Correo Gallego (2008)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 19-09-2017
    Convertir a PDF