MARTÍNEZ ROIG, Eliseo - Jóvenes que saben lo que es una campana

Jóvenes que saben lo que es una campana

Alumnos en la terraza, escuchando las campanadas del Micalet - Autor: MARTÍNEZ ROIG, Eliseo
Alumnos en la terraza, escuchando las campanadas del Micalet - Autor: MARTÍNEZ ROIG, Eliseo

En los tiempos en los que hoy vivimos, el recibir una buena y completa educación, es uno de los valores más importantes que podemos reconocer. Es realmente importante saber utilizar las destrezas que se nos enseñan en un mundo cada día más competitivo.

Las personas que creemos que ya hemos recibido parte de esa buena educación nos sentimos muy orgullosas de comprobar que realmente ha sido buena y de calidad.

Durante las mañanas de los días 21 y 22 de junio de 2011, setenta y dos alumnos y alumnas del colegio Santa Ana de València han subido a lo alto de la Torre del Micalet para conocer, acercarse a uno de los espacios menos conocidos de la ciudad de València. La sala de campanas de esta torre insignia.

El motivo puede parecer sencillo, conocer la torre, sus campanas, sus toques, la relación del mundo campanero con la historia medieval, las lenguas, la lingüística y por supuesto la música. Pero más allá de esta combinación de elementos que se estudian en las escuelas aplicados a las campanas y su historia, se ha enseñado un elemento importante, mucho. Un aspecto que podría haberse pasado por alto si simplemente los jóvenes de diez u once años no hubiesen subido más que a contemplar las vistas de la ciudad y ver las campanas.

Estos setenta y dos jóvenes han subido a la torre y han bajado con nuevos conocimientos, y no sólo los años de fundición de las campanas (que más de uno no recordará). Sino con el conocimiento de saber qué es lo que poseen por ser valencianos, por ser vecinos de esta ciudad mediterránea. Han conocido que tienen un espacio medieval intacto en el centro de la ciudad, que tienen campanas que escuchaban los primeros descendientes del rey Jaume I. Y han sido alertados de la importancia física de estos elementos pero también de la importancia que tiene el valorarlos y el conservarlos.

“Lo he aprendido todo, porque esta mañana yo no sabía nada.” Esta ha sido la respuesta de uno de los muchachos a la pregunta que se les ha hecho, “¿qué habéis aprendido?.

La difusión del patrimonio campanero de la ciudad corre a cargo del grupo de “Campaners de la Catedral de València”, que, gracias a sus miembros fundadores y a aquellos que se les han ido añadiendo, han conseguido que València sea una ciudad referente en toda España y Europa en cuanto a mantenimiento, recuperación y difusión de la rica e interesante actividad campanera. Pero hay un factor que es de gran interés para los campaneros, y es que su actividad, su afición, su dedicación desinteresada, sea conocida para que el resto de ciudadanos valoren y quieran sus campanas como ellos lo hacen. Y qué mejor que desde los diez años, u once, estas pequeñas grandes personas sean capaces de valorar que viven en la ciudad que tiene la campana más antigua en uso de lo que conformaba la Corona de Aragón hace mucho tiempo. Qué mejor que estas personitas sean capaces de contar a sus amigos que subir al Micalet, a la Torre del Micalet, “¡mola mazo tío!” Qué mejor que estos niños y niñas para descubrir el rico patrimonio que posee la ciudad desde la edad media y que ya, desde hoy mismo, empiezen a valorarlo.

Toda una decisión acertada la de los profesores de acercar a los niños y niñas hasta el centro de la ciudad y subir con ellos y ellas los escalones del campanario, para que, desde allí, desde las alturas, poder comprobar de primera mano lo afortunados que somos de poder seguir escuchando la misma música que escuchaban en la edad media, y que podamos seguir siendo receptores de los mensajes que esos intrépidos emisores, que son los campaneros voluntarios de hoy en día, saben expresar, creando ritmos y melodías que nos hacen llegar sentimientos comunes.

Y toda una decisión acertada el tiempo dedicado a explicar, compartir y ofrecer los conocimientos campaneros, porque ellos lo merecen, a los alumnos que han subido los numerosos escalones para abrir las bocas de sorpresa al escuchar el potente y embaucador sonido de la campana más oída de València, el Micalet, que además de ser oída ha sido escuchada, sabiendo por qué suena. Y suena porque el tiempo pasa, y nosotros, que la seguimos escuchando, estamos vivos para disfrutarla.

MARTÍNEZ ROIG, Eliseo

Campaners de la Catedral de València (22-06-2011)

  • VALÈNCIA: Campanas, campaneros y toques
  • CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA (VALÈNCIA) : Toques y otras actividades
  • MARTÍNEZ ROIG, ELISEO (PAIPORTA) : Toques y otras actividades
  • Visitas a campanarios: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Campaners de la Catedral de València (2011)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 11-12-2017
    Convertir a PDF