BUENO, Baltasar - Los mozos voltean la campana subidos a ella en Castielfabib

Los mozos voltean la campana subidos a ella en Castielfabib

La tradición con probable origen medieval se mantiene en este municipio donde el aprendizaje es a los 14 años

Foto125669

"Miedo no, tensión", responde Cesáreo Casinos, totofactum de Castielfabib, al ser preguntado si se pasa miedo cuando los mozos voltean la campana subidos a ella. "Nunca ha pasado nada, sólo recuerdo uno que se mareó, porque le sentó mal un cortado que se tomó antes". En la mañana del domingo de Pascua -dicen que desde la Edad Media- los mozos de Castielfabib -la Quastil al´ ltabib musulmana-, trepan a la trucha de la Guillermina (450 kilos) y voltean agarrados a ella.

A los 14 años se comenzaba a practicar en un aprendizaje que llegaba a durar dos años. El 90% de los hombres del pueblo saben bandear la campana y en sus años mozos se subieron al campanario el día de Pascua o el de San Guillermo, patrón de la Villa. También cuando amenazaba tormenta.

Ha habido siempre una fuerte creencia popular, verificada en no pocos casos, de que la Guillermina -bautizada así en honor a San Guillermo, duque de Aquitania, quien vivió de eremita en una cueva de las afueras del pueblo- deshace y espanta las tormentas, sobre todo las de granizo. Al amenazar borrasca, la costumbre ha sido bandear la campana, que con sus vibraciones rompe las nubes y las deshace.

No quieren la mecanización de sus campanas para que la tradición no se pierda. En prevención a ello tienen un proyecto para hacer espadaña exenta de la Iglesia Fortaleza y colgar en ella la Guillermina donde siga aprendiendo la muchachada y volteando los mozos, tarea hasta hace poco exclusiva de los hombres y a la que ya se están acercando las mujeres. Lo han presentado a distintos organismos, la Diputación de Valencia entre ellos, pero sin éxito.

Raúl Eslava, detallista historiador de todo el Rincón de Ademuz, ha investigado y escrito en abundancia sobre esta curiosa y arraigada costumbre de un pueblo. Tiene un libro, bien documentado, a punto de entrar en máquinas, "Castielfabib y su patrimonio histórico-artístico", con capítulo expreso sobre su iglesia, torre campanario y campanas. En él estudia a la Guillermina donde se lee: "San Guillermo, ora pro nobis, esta es la Boz del angel que en el acto suena". Su tesis es que la campana es medieval, y fue refundida en el XVII, conservándose de la antigua un dibujo esculpido de un sello con rasgos góticos con uno de sus cuarteles donde aparece el Cordero Pascual.

El Viernes Santo, los mozos fueron al río a buscar dos chopos, los más fornidos y altos, ayer los plantaron en la plaza, de madrugada cantaron la aurora, y hoy, Domingo de Pascua, celebraron las "cortesías", al tiempo que voltearán con sus propios cuerpos la Guillermina con sus toques de gloria por el Resucitado.

BUENO, Baltasar
Levante - El Mercantil Valenciano (08-04-2012)
  • CASTIELFABIB: Campanas, campaneros y toques
  • CAMPANEROS DE CASTIEL (CASTIELFABIB): Toques y otras actividades
  • Campaneros: Bibliografía
  • Toques manuales de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Levante - El Mercantil Valenciano (2012)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 16-11-2018
    Convertir a PDF