AGUADO ROMAGUERA, Rafael - Cuaderno de todos los toques de campanas: (3)

Cuaderno de todos los toques de campanas asi ordinarios como extraordinarios que se tocan en esta Santa Iglesia Metropolitana de Valencia escrito por el campanero Rafael Aguado Romaguera en el año 1912

Toque de Muerto y Aniversarios

Los toques de Muerto que se tocan en esta Santa Iglesia son los siguientes: El toque llamado de Entrada que es solamente para Su Santidad, Personas Reales, Arzobispos y Señores Canónigos. El toque llamado de Clamoreo que pertenece también a las Jerarquías y Dignidades antes citadas, y además para Infantes, Presidentes del Consejo de Ministros, Excmo. Sr. Capitán General de esta Región y Personajes célebres. Los pertenecientes a Rdos Sres. Beneficiados de esta Santa Metropolitana. Placebos Generales llamados Bisbales, Placebos ordinarios y además los toques que se hacen para los difuntos feligreses de la Parroquia de San Pedro. Se irán explicando por su orden.

Toques a la muerte de Su Santidad

Recibida la triste noticia del fallecimiento por el Excmo. Sr. Arzobispo o Sr. Vicario Capitular, pasa éste comunicación al Excmo. Cabildo el cual se reÚne y dispone las exequias y hora de empezar los toques funerales. En siendo la hora dispuesta comienza a tocar el Cimbalillo durante una hora haciendo en este espacio de tiempo tres subidas, que son al comenzar; a la media hora y al terminar; para cuyo momento, estará ya preparado el campanero y puesto el pie en la baga de las campanas encolladas; que son todas menos Bárbara y Catalina, se empieza el toque llamado de Entrada

Que comienza tocando tres clanqueos con las sobredichas campanas en el espacio de media hora, cuidando dice la Consueta, de ajustar mucho las lenguas para que no salga mucho el sonido (y cause más tristeza). La Consueta señala para estos clanqueos el espacio de un cuerto de hora pero por costumbre introducida ya de antiguo se distinguen los casos; Excmos. Sres. Arzobispos y personas Reales con la duración de media hora, quedando la de un cuarto de hora solamente para M. I. Sr. Canónigo o Dignidad. Luego de los referidos clanqueos se continua del modo siguiente: De allí un poco de haber tocado el Último clanqueo se tocan dos campanadas con la Ursula, en el espacio de un cuarto de hora, y después van entrando las demás campanas por su turno en esta forma: primero la Violante con una campanada; vuelve la Ursula entra otra vez la Violante y después de ésta el Pablo. Vuelve la Ursula va pasando el orden de las que han tocado, y entra el Arcís y de este modo todas hasta la María (excepto Bárbara y Catalina que como se ha dicho no tienen lugar en los toques de muerto): y van entrando con tal orden aminorando el espacio de una a otra hasta que han de tocar aprisa. Para esto toca las dos pequeñas un hombre, Pablo y Arcís otro; Vicente, Andrés, Manuel, Jaime y María uno cada una. En siendo hora de cerrar el toque, los que llevan las campanas mayores se colocan debajo de las campanas o sea al rodillo, que para suavizar el roce de la cuerda está colocado en el andamio. Se va tocando aprisa y por orden cerrando hasta no poder más, y en llegando a este extremo se quedan todas las campanas haciendo un murmullo tocando mientras tanto a espacio corto una campanada con la María, otra con el Andrés y luego tora con la María a cuya campanada paran en seco todas las demás campanas. Entonces a una señal convenida del campanero que tocaba la Ursula y Violante, se hacen tres clanqueos con todas las que han tomado parte en la entrada, y se procede a encollar las campanas antes dichas para tocar seguidamente el toque que completa la entrada llamado de

Clamoreo

Para este toque sólo se encollan Jaime, Manuel, Vicente, Violante y Arcís que está con una cuerda horizontal la cual lleva el campanero con la mano izquierda; con la mano derecha lleva la Ursula y Pablo, y con el pie las restantes encolladas y otro hombre lleva además la María y el Andrés; tocando todas a un tiempo tres clanqueos en corto espacio y seguidamente se quedan las encolladas haciendo clanqueos muy piano mientras que Ursula, Pablo y Arcís, hacen un repique a contratiempo también piano. Mientras se hace esto, la María y Andrés hacen lo que se llama Responsar, y es tocando primero una campanada con la María y a corto espacio una con el Andrés, y disminuyendo a cada campanada los intervalos hasta no poder más; entonces se paran María y Andrés pero continuando el Clamoreo con las demás. Luego tres campanadas a corto espacio con el Andrés y luego tres con la María; a la tercera de la María paran las demás campanas y entonces se hacen tres clanqueos como al principio, cerrando el toque con cinco campanadas con el Pablo esto es; tres como las del Angelus y luego dos casi juntas.

Los toques que sólo son de Clamoreo estos es; que no son complemento de Entrada, se tocan como se ha dicho Últimamente pero sin cerrar el Responso con la María y Andrés, sino que se van tocando campanadas primero una con la María y luego con el Andrés, todo lo que el toque quiera hacerse durar teniendo en uenta que para dejar de tocar las del encollado siempre coinciden con la Última campanada de la María. En la mañana o tarde que se toque la Entrada no se toca a los oficios.

Los toques de Entrada por Su Santidad, Su Majestad el Rey o Reina; y también los del Excmo. Sr. Arzobispo son generales y duran cuatro horas, (son cinco horas sin contar la del Cimbalillo), sin contar la hora que dura el Cimbalillo, terminando dicho toque primero la Catedral y luego las Parroquias por orden de antigüedad, que es el siguiente: San Juan del Hospital, San Martín Obispo, San Andrés Apóstol, Santa Catalina Mártir, Santos Juanes, Santo Tomás Apóstol, San Esteban Proto Mártir, San Nicolás Obispo, San Salvador, San Lorenzo, San Bartolomé Apóstol, Santa Cruz, San Valero Obispo, y San Miguel Arcángel. Todas con media hora de diferencia; siguiendo también a la Catedral en los ocho días siguientes al Alba, al medio día y al Anochecer, no pudiendo tocarse en los citados días vuelos de campanas ni aÚn para fiesta de Titular, ni menos a muerto para otros difuntos ni aun de cuerpo presente; ni se tocan oraciones; pues sólo se toca a los oficios. Véase Placebo general y Responso General.

El día que se disponga que todas las Parroquias con su Clero y Cruz levantada asistan a la Santa Metropolitana Basílica para cantar un Responso alrededor del tÚmulo, se hará en cada Parroquia o en la torre de la antigua, si fuese trasladada, los toques Clamoreo que durarán desde la salida de su respectivo Clero, hasta el regreso. El orden que seguirán las respectivas Parroquias para tocar el citado Responso será el inverso al del final del toque de Entrada esto es; comienza por San Miguel Arcángel y termina por la de San Juan del Hospital. El Colegio Imperial de S. Vicente Ferrer hace el Responso antes de la primera Parroquia, con un cuarto de hora en cada una.

Funerales

El día que se celebra la Vigilia solemne a la hora señalada seguirán todas las Parroquias a la Catedral en el toque llamado

Cuarta Funeral

Este toque se hará en la Catedral con la María y en las Parroquias con la mayor al vuelo cuyo toque durará tres cuartos de hora.

Después de haber dejado caer la Campana mayor y parar por sí sola, se prosiguen los toques de Clamoreo mientras se celebra la Misa de obitus, Oración FÚnebre y Responso, siguiendo también en dichos toques las Parroquias a la Catedral. Rogativas Pro Eligendo Sumo Pontífice

Para estas Rogativas se traslada a la Catedral la Imagen de Ntra Señora de los Desamparados (la del Excmo. Cabildo) y se hace un repique general doblado, mientras dura la Procesión de traslado, y además las Parroquias harán el día que se disponga el correspondiente desde la salida hasta el regreso de su respectivo Clero que por el orden antes dicho acude a la Catedral a cantar las Letanías Mayores.

El Último día de Rogativas se vuelve la Imagen de Ntra Señora de los Desamparados a su Real Capilla, haciendo la Procesión la vuelta siguiente: sale por la puerta de la Almoina, sigue por la calle del Palau, calles de la Harina y del Almudín, a la de San Salvador e Iglesia del mismo nombre vuelve por la misma calle y la del Almudín a la Plaza de Moncada: por la de la Virgen a la Real Capilla. Mientras tanto se hace un repique general como al traslado.

Los vuelos de campanas que se hacen por la Elección de Sumo Pontífice están explicados anteriormente.

Toques por muerte de Su Majestad el Rey o Reina

Estos toques se hacen en la misma forma que a Su Santidad solamente que segÚn dice la Consueta, el señal del Cimbalillo comienza a la hora en que sale el Pregón de la Casa de la Ciudad, a participar a los Ciudadanos la triste noticia.

Párvulo Real

Aunque este caso no está previsto en la Consueta en caso de defunción de Párvulo Real por costumbre de esta Santa Iglesia, se tocan los toques a las exequias que el Excmo. Cabildo disponga, con las campanas Catalina, Violante, Ursula con los tres o dos clanqueos precedentes y siguientes al vuelo moviendo y parando las tres a un tiempo esto es haciendo clanqueo al empezar les desfetes como también al pararlas. El mismo cuidado se tendrá al dejarlas caer para que dejen de tocar las tres a un tiempo. De este modo se tocarán los toques que serán también generales al Alba, a la misa llamada de Angeles y al anochecer. No hay toque los ocho días siguientes.

Toques por muerte del Excmo. Sr. Arzobispo

Los toques por muerto del Excmo. Sr. Arzobispo se hacen también como a Su Santidad; advirtiéndose que el Responso que en el caso anterior cantan los Cleros alrededor del tÚmulo de la Catedral, se canta en el caso presente alrededor del cadáver del Prelado, que está expuesto en la Capilla del Palacio Arzobispal. Los toques y orden que singuen las Parroquias son los mismos antes dichos. Además hay también que advertir que el toque de Cuarta Funeral en los casos anteriores dura sólo tres cuartos de hora, en este caso dura mientras el entierro, que hace la vuelta siguiente: Sale del Palacio Arzobispal y sigue por las calles del Palau, Avellanas, plaza de la Reina, calle de Zaragoza, entrando en la Catedral por la puerta principal llamada de los Hierros. Puede ocurrir que se le concedan por S. M. el Rey honores de Capitán General al Prelado difunto y en este caso el toque de Cuarta se alarga hasta que termina el desfile de las tropas delante del cadáver. Entonces se deja caer la María y comienza el Clamoreo General, que dura como se ha dicho en los casos anteriores, y además hasta que está enterrado el cadáver que por la alta Dignidad corresponde enterrarse dentro de la Catedral. VéasePlacebo General.

Los Sres. Arzobispos difuntos tienen Aniversario todos los años en la fecha de su fallecimiento cuyo aniversario prevalece hasta tanto fallezca otro Sr. Arzobispo. A estos aniversarios se toca Clamoreo la víspera al Angelus del anochecer, al día siguiente al Alba, y durante la misa y Responsos. Estos toques no son generales. Puede prevalecer también el caso de que exista alguna disposición testamentaria que lo diga, como en el de los Prelados Aliaga y otros.

Toques por muerte de M. I. Sr. Canónigo o Dignidad

Se toca la entrada que sólo dura dos horas sin contar la del Cimbalillo: los clanqueos que anteceden a dicha Entrada se hacen en el espacio de un cuarto de hora. Si la entrada se toca por la mañana y termina antes del medio día se hace a dicha hora tres paradas de clamoreo en el espacio de media hora. Por la tarde antes del primer toque de coro o sea la terminar el señal del Cimbalillo para dicho toque se hace el señal por el

Placebo Bisbal o General

Este señal se hace moviendo el Andrés a bando hasta media ventana; en parando éste se toca el primer toque de Coro correspondiente. Después de Completas, como en Cuaresma se toca la Oración del Rey después de Completas, se toca el Placebo General a continuación de dicho toque, hace señal el Cimbalillo y se tocan tres paradas de Clamoreo en el espacio de media hora.

Si hay entierro se toca mientras dura éste, toques de Clamoreo haciendo el Último cuando el Excmo. Cabildo entra en la Catedral, después de haber acompañado el cadáver. Algunos de estos entierros se despide el duelo en la Puerta de San Vicente pero en la mayoría se despide dicho duelo en la Puerta de Cuarte. Por la noche al Angelus tres paradas de Clamoreo en el espacio de media hora y lo mismo al día siguiente después del toque del Alba, teniendo en cuenta que primero se tocan las Oraciones y después se toca a muerto. Media hora antes de la que haya de celebrarse el Nocturno solemne y Misa de obitus se toca la María a Cuarta Funeral tres toques en el espacio de media hora dejándola caer. En estando parada ésta, se empieza el toque de Clamoreo haciendo cuatro paradas, a saber: la primera a continuación de la Cuarta Funeral, otra al empezar la Misa, luego se hace el señal de Alzar a Dios con la Maria, como de ordinario y a continuación otra parada de Clamoreo. Al final de la Misa se hace la Última parada un poco más larga que las anteriores, a fin de que no termine el toque antes que los Responsos. Para todos los toques excepto el de la Cuarta Funeral, hace señal el Cimbalillo. Dice la Consueta que si el Sr Canónigo o Dignidad muriese fuera de la Ciudad no se toca la Entrada ni se hace Clamoreo sino que se toca como a Clérigo forastero. Sin embargo en la actualidad no se hace distinción en estos casos y sólo deja de tocarse, como es de suponer, los toques pertenecientes al entierro.

Los Señores Canónigos tienen aniversario de cumplimiento de año pero solamente el primero no cantándose la víspera Placebo General pues sólo se hace Misa y Responsos, tocando Clamoreo al Angelus del anochecer de la víspera, al Alba del día siguiente y durante la misa.

Toques por muerte de Ss. Altezas los Infantes, Excmo. Sr. Presidente del Consejo de Ministros y Personajes Célebres

En estos casos el día que el Excmo. Cabildo acuerde hacer los funerales en sufragio del alma de dichos Personajes, se toca Clamoreo la víspera al Angelus del anochecer, el día al Alba, y durante la Misa y Responsos.

Toque por muerte del Excmo. Sr. Capitán General de esta Región

En el caso de defunción del Excmo. Sr. Capitán General asiste al entierro el Excmo. Cabildo con Cruz levantada y toca Clamoreo desde que sale de la Iglesia el Clero Catedral, hasta el regreso después de haber acompañado el cadáver. Estos toques son fijos, además si se celebran Funerales, se tocará en la forma y horas antes dichas.

Antiguamente se tocaban Clamoreos a la muerte del Inquisidor General y Cofrades de Ntra Señora de la Seo, tocándose además Cuarta Funeral con la María. Para los Cofrades de San Jaime se tocaban también Clamoreos y a la Cuarta se tocaba el Jaime pero para obtener esta distinción, se suplicaba al Excmo. Cabildo se dignara concederla, el cual la otorgaba con gran galantería.

Toques por muerte de Revdo Sr. Beneficiado

El toque por muerte de Revdo Sr. Beneficiado se toca del modo siguiente: Se hacen nueve clanqueos con el Jaime, Andrés, Vicente, Violante y Ursula; luego se toca a bando la Ursula y a la segunda campanada de esta que se levanta con la mano izquierda, contesta la Violante a todas las campanadas de la Ursula hasta que está derecha: entonces una campanada la Violante, y contesta el Vicente; media vuelta a la Ursula, responde la Violante, y entra el Andrés, consecutivamente vuelve la Ursula contesta la Violante y entra el Jaime. Siempre se empieza el toque entrando como a campana mayor el Vicente y termina con el Jaime. Cuando se ha de concluir el toque se deja caer la Ursula respondiendo solamente el Violante como al subirla; y en parando la Ursula se tocan nueve clanqueos como al principio, cerrando el toque con cinco campanadas con la Ursula, esto es tres como el Angelus, y dos un poco más juntas.

De este modo se tocará el señal al anochecer de la víspera, al Alba, Nocturno, Misa de Obitus y Responsos como también al entierro. Para el toque de la Cuarta Funeral hay que tener presente que si el Revdo Sr. Beneficiado difunto es Cofrade de Ntra. Sra. del Milagro, se toca dicho toque con la María y si no lo fuese, se toca el Andrés.

Para el Placebo General se hace antes del primer toque de coro señal con el Andrés, y cuando hace señal el Cimbalillo después de Completas, se toca como se ha dicho en los actos anteriores.

Para el aniversario de cumplimiento de año se toca la víspera al anochecer, el día al Alba y durante la Misa y Responsos del modo siguiente: Se hacen nueve clanqueos sólo con la Ursula y Violante; se levanta la Ursula respondiendo la Violante. Luego responden las tres mayores Jaime, Andrés y Vicente, pero en orden inverso esto es Vicente, Andrés y Jaime, como en los toques anteriores. Al dejar caer la Ursula se cierra el toque con los nueve clanquillos como al empezar, y luego una campanada no muy fuerte con la Ursula.

Toque de muerto para Sres. Clérigos Subalternos

Los toques por muerte de Sres. Clérigos subalternos se harán en la misma forma que se ha dicho para el Aniversario de Revdos Sres. Beneficiados. De la misma forma se tocará también en el caso de fallecimiento de algÚn eclesiástico feligrés de la parroquia de S. Pedro que se le hagan exequias.

Para la administración solemne del Smo Viático a los feligreses de la Parroquia de Sn Pedro

Véase la Administración del Smo Viático.

Toques por muerte del Revdo Sr. Cura Párroco de S. Pedro

Este caso tampoco está previsto en La Consueta a causa de que la Parroquia de San Pedro estaba antiguamente regentada por uno de los Revdos Sres. Beneficiados de esta Santa Iglesia. Elevada después a la categoría de curato de término, está en la actualidad regida por un Revdo Sr. Cura Párroco en propiedad por lo que parece muy propio que en caso de fallecimiento del referido Párroco, se debe tocar al menos como a Beneficiado que no es cofrade, esto es; tocando para la Cuarta Funeral el Andrés.

A la muerte de Sres. Clérigos en general se toca como se ha dicho para los Sres. Clérigos Subalternos.

Toques por muerte de secular o sea los que se tocan a los feligreses de la Parroquia de S. Pedro

A los seculares si es hombre se tocan tres clanquillos y si es mujer dos con la Ursula y Violante. Luego se levanta la Ursula respondiendo a cada campanada la Violante y en estando derecha se para; contesta la Violante y entra el Andrés; media vuelta a la Ursula contesta la Violante; otra media vuelta a la Ursula contesta la Violante, y entra otra vez el Andrés. Luego Ursula y Violante y entra el Vicente, y así se sigue teniendo cuidado que para terminar los toques es siempre después de contestar el Andrés. Para empezar el segundo toque y todos los que se hayan de tocar al acto, se empieza con media vuelta a la Ursula responde la Violante; vuelve la Ursula responde otra vez la Violante, y entonces entra el Andrés. Cuando se deja caer la Ursula responde sólo la Violante y en parando la Ursula se tocan dos campanadas con la Violante, una con la Ursula; dos más con la Violante otra vez con la Ursula y entonces una sola con la Violante. Luego se hacen tres clanqueos si es hombre y dos si es mujer, y se cierra el toque con una campanada con la Ursula no muy fuerte. Cuando se toca un toque a muerto se entiende cada toque tres paradas y en esta Parroquia no es costumbre tocar al anochecer de la víspera ni el día al Alba, pues sólo se toca al acto bien sea este entierro o funeral.

Antiguamente siempre que tocaba a muerto secular la Iglesia Mayor tenía ésta derecho a asistir al acto del entierro o funeral: Ahora sólo asiste el clero y agregados de la Parroquia de S. Pedro; no obstante tocan las campanas de la Catedral a los actos fÚnebres de dicha Parroquia.

Si el entierro es de dos tandas se tocan dos toques o sean seis paradas y si es de tres se tocan nueve paradas sin dejar caer la Ursula. Lo mismo se observa cuando el funeral y entierro son acto seguido en cuyo caso no se dejará caer la Ursula, hasta después de entrar la Cruz en la Iglesia.

Toques por muerte de Párvulo

Estos toques se hacen de dos modos: si el Párvulo es mayor de cinco años se tocan a los actos como son el entierro y misa de Angeles, las campanas Ursula y Violante dando vueltas moviendo y parando las dos a un tiempo.

Si el párvulo es menor de cinco años se toca sólo la Ursula dando vueltas repicando la Violante: a esto llaman Párvulo simple. De la edad de siete años en adelante ya son toques como adultos.

En dichos toques de párvulo se observa también para principio y final del toque el hacer tren clanquillos si es varón y dos si es niña.

Placebos Ordinarios y Responsos

Cuando hay Placebo y Responso ordinario se mueve un poco el Vicente después del señal del Cimbalillo para el primer toque de coro. Después de Completas se toca un toque corto como a secular varón y de campanas mayores sólo responde el Andrés. Para este toque hace señal el Cimbalillo. Si en la misma tarde hay Responso ordinario correspondiente a alguna Dobla menor y además hay Placebo también ordinario, se hace un toque como se ha dicho si bien un poco más largo, pues siempre son acto seguido. De algunos años a esta parte se suprimió el señal del Vicente que precedía al toque de coro y sólo se toca el toque de muerto al señal del Cimbalillo después de Completas.

Diferentes toques Ordinarios y Extraordinarios que suelen tocarse

Cuando se celebran Misas de Gozos pro Rogativas de algunas necesidades que se ofrecen y suelen ser tres días, mientras se cantan las Letanías en Procesión Claustral se tocaba antiguamente el primer día un repique y los dos restantes la Bárbara a bando sin parar ni repicar con ninguna mientras duraba la Procesión.

A la Nona que vulgarmente llaman a la Despertada se tocaba a la una la Violante sola dándole unas cuantas vueltas y dejándola caer. Este toque sólo se tocaba desde la Cruz de Mayo hasta la de Septiembre. Actualmente también está suprimido.

Toque a Descomulgado

Al ofertorio de la Misa hace señal el Cimbalillo y se tocan veinticuatro campanadas con el Pablo un poco más aprisa que a la Queda. Si no se acaban antes de Alzar a Dios, se hace este toque y luego se tocan las campanadas que falten con el Pablo.

Es de notar la propiedad con que está elegida la campana para tan lÚgubre toque, si se recuerda su inscripción que dice así: Paulus vocor. Si quis non obedierit voce mea Anathema sit illi.

Entredicho

Si hay Entredicho se tocan veinticuatro campanadas con la referida campana después del Alba, al medio día, y después del toque de Animas, mientras dure el Entredicho; no tocándose toques precedentes a dichas oraciones sino que en siendo hora se toca la oración sin preceder señal alguno y luego se tocan las campanadas con el Pablo. A los oficios se tocan las Matracas.

Cesación a Divinis

Mientras dura el Cesacio a Divinis, no se tocan Campanas, Matracas, ni Oraciones.

Toque a Sermón cuando predica el Sr. Arzobispo

Cuando predica el Excmo. Sr. Arzobispo se toca a sermón con la María tres campanadas muy a espacio de cuando en cuando durante un cuarto de hora después de la Oración del anochecer de la víspera y al día después del Alba. Después del toque de coro se toca hasta el evangelio de la misa. Para terminar se tocan nueve campanadas un poco más aprisa, y luego tres muy distantes como para indicar que va a comenzar el sermón. De dicha conformidad se tocó segÚn refiere la Consueta, en las dos Cuaresmas que predicó el Excmo. Sr. Don Juan de Rocaberti Arzobispo de esta Santa Iglesia e Inquisidor General de toda la Monarquía Española. Visita General del Excmo. Sr. Arzobispo a esta Santa Iglesia

A dicho acto se toca la víspera al anochecer vuelo de campanas, como también el día al toque del Alba. Desde que baja el Excmo. Sr. Arzobispo para la misa hasta el evangelio, se toca también vuelo. Acabada la misa mientras los Responsos y visita a la Pila Bautismal, se toca Clamoreo: mientras el Excmo. Sr. Arzobispo visita el Sagrario y enseña al pueblo el Smo Sacramento, se toca un repique.

Sínodo General

Cuando se celebra Sínodo General se toca vuelo la víspera al anochecer, como también el día cuando baja el Excmo. Sr. Arzobispo con el Excmo. Cabildo y Revdos Señores Curas Párrocos. Este vuelo sólo dura hasta el evangelio de la misa.

Toma de posesión de la Mitra, y M. I. Señores Canónigos, o Dignidades

Para la toma de posesión de la Mitra se toca durante el acto un vuelo con las 11 campanas. El toque para dichos actos se hace tocando el Jaime a campanadas como a la Queda mientras dura la toma de posesión para lo cual hace un pequeño señal el Cimbalillo al empezar y otro cuando ha terminado.

El indicado toque a la toma de posesión de Sres. Canónigos o Dignidades ha sufrido una modificación. El día 16 de Marzo del año 1916, tomó posesión de una canongía el M. I. Sr. D. Luis Mª Cuende Gómez, siendo el primer caso que por disposición del Excmo. Cabildo, se tocó durante dicho acto un repique doblado como en las Claustrales en sustitución de las campanadas con el Jaime segÚn se tocaba desde antiguas épocas; quedando establecido para lo sucesivo, el toque de repique doblado para el indicado acto.

La toma de la Mitra regularmente se hace por apoderado del Excmo. Sr. Arzobispo electo.

Los Rdos. Beneficiados no tienen señal alguno de campanas a la toma de posesión.

Vigilia o Témpora

A Vigilia o Témpora se tocan dieciocho campanadas con el Jaime, un poco más aprisa que a la Queda. Este toque para que no sea bien notado por los fieles, se toca siempre después de la Oración de las Almas; pues en la actualidad es el Único toque ordinario que se toca a dicha hora.

Para el día que se saca Alma se tocan doce campanadas con el Vicente del mismo modo que a Vigilia. Este toque está suprimido; se tocaba después del Angelus del anochecer.

Siete Altares o Jubileo

A la Indulgencia de los Siete Altares o Jubileo se toca después del Angelus del anochecer, con el Vicente dando vueltas haciendo dos paradas cortas y se deja caer. En el caso de que haya de tocarse vuelo como a víspera de alguna festividad se hace dicho toque después de terminado el vuelo, pero siempre antes de la Queda.

Toque al Rosario

Antiguamente se tocaba a Rosario después del vuelo o repique tocando el Andrés dando vueltas haciendo tres toques que duraban un cuarto de hora. Al día siguiente después de la Oración del Rey, se tocaban tres toques más mientras Completas que solían durar también un cuarto de hora.

Actualmente dicho toque está suprimido y sólo se toca al Rosario de la Aurora que suele celebrarse e esta Santa Iglesia tres días al año que son: el día de la Circuncisión del Señor; el día de San Pedro y el primer Domingo de Octubre que es la festividad de nra Sra del Rosario. Dicho toque se hace a continuación del toque del Alba, si así lo dispone el Sr. Director de la Asociación.

Toque de Fuego

Si sucediese (lo que Dios no permita), haberse de tocar a Fuego o arrebato se toca con la María a campanadas como acostumbran a tocar en las Parroquias: pero cuidado que estos toques en la Catedral no pueden hacerse sin orden del Sr. Vicario General, por medio de los sacristanes pues semejantes toques suceden raras veces.

Toques para Tempestad

Antiguamente se acostumbraba a tocar las campanas para las Tempestades del modo siguiente: no era menester aviso, ni orden ninguna; sino que en conociendo los campaneros que era tempestad, empezaban a tocar la Bárbara dando vueltas y entonces comenzaba la María campanadas sin encontrarse con la Bárbara; si el temporal era muy fuerte se añadía el Jaime y si era más fuerte, se añadía el Manuel, y si la tempestad era horrorosa se añadían las campanas Andrés y Vicente siguiendo todas el orden de no encontrarse una con otra. Mientras tanto ardía siempre el cirio llamado la María debajo del Cimborio. En la actualidad no se toca ninguna campana en caso de tempestad, y sólo arde la María en el lugar antes citado.

Disposición antigua sobre la duración de los toques o paradas en los vuelos de campanas

Bueno será que las campanas contribuyan con los vuelos al esplendor de las grandes festividades pero se ha de tener cuidado que dichos vuelos no resulten impropios para los actos por su exagerada duración.

Debidos a algunos abusos introducidos antiguamente en la duración de los toques o paradas en los vuelos, se dispuso que cada toque en los vuelos ordinarios durase sólo cinco minutos y en las grandes festividades y hasta en las de Titular, podían hacerse durar hasta diez minutos cada uno. Disposición del Concilio Valentino celebrado en el mes de Octubre del año 1889, convocado por el Excmo. e Ilmo Sr. D. Antolín Monescillo y Viso. No obstante en la actualidad convendría recordar dicha disposición pues se ha dado el caso en alguna Parroquia que en un vuelo de anuncio para un ejercicio vespertino, hacer un primero toque o parada de treinta y cinco minutos lo cual además de constituir una gran molestia para los vecinos, puede dar lugar a una denuncia.

Introducción, repique, toques de coro y volteosÍndex generalDe los toques de las fiestas movibles
  • VALÈNCIA: Campanas, campaneros y toques
  • Lista de toques: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © AGUADO ROMAGUERA, Rafael (1912)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 26-06-2017
    Convertir a PDF