Templo Parroquial de Nuestra Señora. de la Medalla Milagrosa - MARACAIBO (ZULIA)

Inventario de Campanas

Templo Parroquial de Nuestra Señora. de la Medalla Milagrosa - MARACAIBO (ZULIA)

(Referencia: 5187)


Fecha de construcción 1945-1948
Autores Excmo. Dr. Marcos Sergio Godoy
Descripción En su exterior, 20 columnas visten y dan soporte a la pared principal que se cruza con seis perfiles en varios niveles que abren paso a cuatro ventanas ubicadas en forma piramidal.

(Tomado de lamaracucharadio.com)

La torre de este Templo con rasgos neoclásicos, emblema de la Av. Los Haticos, se encuentra ubicada al comienzo de la nave central, sobre el coro, formando por supuesto parte de la fachada. El campanario es una sola planta donde se encuentran las campanas y más arriba las esferas del reloj, para acceder a él se sube por una escalera de caracol hacia el coro, una vez allí se sube una escalera de pared conectada a una de las ventanas de la nave central la que lleva a la primera azotea, ésta tiene a su vez una escalera de pared que lleva a la segunda azotea, donde está la torre. Hay una escalera pegada a lo largo de la pared sur de la torre que permite acceder al campanario y subir hasta el tambor y la estatua de la Virgen de la Milagrosa que corona el conjunto. En el tambor se encuentran las esferas del reloj mientras que a mitad de la torre están las campanas, así mismo, hay una plataforma de madera que divide la sala de campanas con el tambor, donde se asienta la estructura que hace activar las agujas. La cara frontal de la torre es la más decorada, por ser parte del frontis del Templo.
Graffitti No se halló ningún grafito, ni en la torre, ni en las campanas.
Estado actual El estado de conservación del conjunto es delicado y complejo. En materia de mantenimiento se encuentra correcto, todas las instalaciones y salas (incluida la azotea) se encuentra bien limpias y con mantenimientos periódicos; pero no así podemos hablar de la resistencia de las escaleras, que es más complicada, ya que el deterioro ha pasado por ellas, específicamente a las dos de madera que se encuentran antes de llegar a la azotea: la del coro y la de la ventana. Las escaleras que siguen son de hierro y se encuentran fuertes, pero debido a la complejidad de su instalación, pondrá en duda el querer subir por ellas. Es bastante extraña y complicada está técnica utilizada para poder acceder a las instalaciones, mediante unas escaleras muy complejas, cuando hubiese bastado algo más sencillo, accediéndose directamente a la azotea de otra forma y de allí al campanario, algo parecido al Templo de Santa Lucía.
Una de las esferas del reloj se partió y falta la mitad de la misma, concretamente la que mira hacia el norte, este mecanismo de reloj se encuentra parado y no sabríamos decir a que máquina están transmitidas las esferas del reloj, ya que no fue posible acceder hasta la plataforma en que se asienta este mecanismo evidentemente porque no hay ninguna manera de subir hasta allí, donde se denota la carencia de escaleras internas en el campanario.
Las cuatro campanas de bronce se encuentran rotas, pero no rajadas, en realidad les faltan fragmentos importantes de bronce en los bordes, cosa que debe afectar al sonido y resonancia, parece que esto es más bien causado por los golpes descontrolados mediante martillos o mazos dados manualmente para hacerlas sonar, también, las instalaciones de cada campana para su mecanismo de toque se encuentran completamente degradadas, sobre todo por la falta inmensa de piezas y orden en el mecanismo de cada una, inclusive, sólo hay una campana que conserva un badajo.
En la parte superior de la torre, en el tambor, hay una grieta de grandes dimensiones, razón por la cual no se nos permitió acceder hasta la estatua de la Virgen, por medidas de seguridad. En la azotea hay diversos elementos tirados, que parecen ser de las antiguas instalaciones que habían en el campanario, más que todo corresponden a las de un reloj, y parece que también hay elementos que corresponderían al mecanismo de toque de las campanas.
Acústica, afinación de les campanas La acústica no parece ser muy buena, sobre todo en esto influye el policromado de las campanas con una pintura espesa que debe ahogar el sonido. Tampoco sabríamos decir a nivel general como se produce el sonido, debido a que las campanas casi no se tocan.
Campanas El Templo cuenta con un conjunto de cuatro campanas de bronce, muy decoradas y relativamente recientes, del año de 1950 fundidas por Federico Yerripe en la ciudad de Recco, en Génova (Italia) por encargo de los Padres Paules que rigieron en su día el Templo. Estas cuatro campanas aunque no presentan el nombre de la advocación tienen cartelas de cuatro santos diferentes para cada una, lo que nos permite conocer su dedicación, todas tienen instalaciones fijas.
Una gran característica de este conjunto es la particularidad y complejidad de la instalación para el toque: Cada campana tiene detrás un soporte de hierro donde, algunas, conservan unos motores con barras de hierro, que en su día pudieron sostener mazos; mientras que el interior de cada campana carece de anilla, sino que más bien tiene una complejidad de cuñas y sólo una conserva una especie de badajo con forma curveada, que parece más bien un electromartillo interno, por lo que no sería raro que las otras tres campanas también lo llegase a tener; esta instalación, bastante curiosa, puede ser un indicio de que estos bronces fueron electrificados de forma inmediata al estar ya instalados, cosa que se ha deteriorado a lo largo de los años hasta quedar obsoleto todo este mecanismo.
Se nos habló de que en el centro de la sala de campanas había una quinta campana que era encargada de la sonería del reloj, pero lo cierto es que para el momento de la documentación ya no se encontraba, y más extraño es que no se encontró ningún resto de instalación alguna para esta campana.
Toques tradicionales de campanas No tenemos información acerca de los toques tradicionales, ni tampoco sabríamos decir como serían, ya que por la extraña instalación que tiene cada campana, tanto interna como externa, correspondiente a una electrificación que no permitiría el toque manual (electromartillo interno), nos conllevaría a decir que las campanas sonaban automáticamente, pero desconocemos de que manera lo pudieron hacer. Lo cierto es que se tocaban por el badajo que debieron haber tenido, ya que tienen las marcas de percusión en el labio interno.
Toques actuales de campanas Los toques actuales se realizan solamente cuando hay procesiones en el Templo, y siempre y cuando haya alguien que quiera hacerlos, además, se encuentran limitados a dar golpes descontrolados de martillos o mazos en los bordes de las campanas, lo que las ha sobrepuesto en peligro de rotura por desconocimiento al momento de pegar. De por sí que la carencia de un campanero es la razón más grande para justificar el silencio de estas campanas, así mismo la carencia de badajos en cada una de ellas, también influyen las complicadas maneras que existen para acceder hasta el conjunto, cosa que hará que más de uno se de una vuelta atrás al ver todo lo que hay que escalar para llegar hasta los instrumentos.
Visitas a campanarios No se realizan visitas al campanario. A pesar del estado delicado de las escaleras, si se presenta un buen argumento para querer subir hasta las campanas al párroco o en la secretaría, no creemos que se niegue el acceso.
Actuaciones La fachada del Templo fue renovada en el año 2011, donde se ha pintado todo el exterior y se ha colocado un sistema de iluminación en toda la fachada con un alternado de colores por parte de los bombillos.
El campanario también fue intervenido en este mismo sentido, aunque no del todo, dejando problemas anteriores sin resolver, como la rotura de una de las muestras o esferas del reloj así como la grieta que se encuentra en el tambor de la torre y que limita el acceso hasta allá arriba, donde la escalera también debe de influir.
Los yugos y herrajes de las campanas fueron pintados de color caramelo con pintura de comprensor, mientras que los cuatro bronces fueron pintados en la cara externa de color dorado con pintura de aceite, cosa que aunque se ve bien, debe frenar en mayor o menor medida a la resonancia.
Notas La instalación de toque de estas campanas es única en los campanarios de la ciudad.
Hay un altavoz en todo el centro de la sala de campanas, lo más probable es que se usase en su día para reproducir diferentes melodías según correspondiera.
Las esferas del reloj tienen cada una, debajo de las agujas, la inscripción “ECLESIA CARACAS”, la cual también tienen dos campanas del Templo de Santa Bárbara.
Autores de la ficha de la torre
  • SILLIÉ, Allan (16-01-2012)
  • 42 Fotos
    Fichas de todas las campanas
    Editor LLOP i BAYO, Francesc
    Actualització 08-03-2019

    Campanas desaparecidas

    LocalizaciónCampanaAutoresAño fundiciónDiámetroPeso
    Sala de campanasCampana del reloj (0)

    Campanas actuales

    LocalizaciónCampanaAutoresAño fundiciónDiámetroPeso
    Sala de campanasSan Vicente de Paúl (1)TERRILE, FRATELLI19504968
    Sala de campanasSan José (2)TERRILE, FRATELLI19505386
    Sala de campanasCorazón de Jesús (3)TERRILE, FRATELLI195059119
    Sala de campanasMilagrosa (4)TERRILE, FRATELLI195071207

    Reloj

    Reloj mecánico - Templo Parroquial de Nuestra Señora. de la Medalla Milagrosa - MARACAIBO (ZULIA)
    Reloj mecánico (1)

    Existente Parado

    Descripción Al parecer hay un reloj en la plataforma que divide al tambor con la sala de campanas, decimos parece ya que no fue posible acceder hasta allá arriba, pero se ven las transmisiones de las esferas hacia el centro de la plataforma, con varias instalaciones, hacia lo que debe ser el reloj o mecanismo que las hacía mover. El mecanismo se encuentra parado y abandonado.
    Editor ÁLVARO MUÑOZ, Mari Carmen; LLOP i BAYO, Francesc
    Actualització 15-09-2013

  • MARACAIBO: Campanas, campaneros y toques
  • Francesc LLOP i BAYO; Xavier MARTÍN Metodología de los inventarios de campanas (1998)
  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Campaners de la Catedral de València (2019)
    campaners@hotmail.com
    : 17-10-2019
    Convertir a PDF